video

Escándalo en el caso Píparo: denuncian manipulación de las cámaras de seguridad de La Plata

El abogado de los jóvenes atropellados afirmó que Píparo fue recibida tras el hecho por el encargado de las cámaras de seguridad de la capital bonaerense.


Martín de Vargas, abogado de las víctimas del caso Carolina Píparo en La Plata, explicó que una de las cámaras de seguridad del municipio fue “manipulada malintencionadamente” y aseguró que la versión de la diputada provincial de Juntos por el Cambio se contradice con las pruebas recolectadas hasta el momento.

Además, el letrado explicó que la mujer, funcionaria de la capital bonaerense, no se sometió instantáneamente al test de alcoholemia y fue recibida, tras el choque, por el encargado de las cámaras de la ciudad.

En diálogo con El Destape Radio, de Vargas explicó que "una de las cámaras está manipulada malintencionadamente". Y agregó: "No sabemos por qué no se les hizo el test de alcoholemia inmediatamente ni por qué no se las detuvo" y reveló que "en la plaza Moreno estaba esperándolos un funcionario de La Plata, el doctor Gandulia que tiene a su cargo todas las cámaras de la ciudad. No sabemos por qué el que maneja todas las cámaras la estaba esperando".

Al respecto, detalló que “hay un video donde se ve que los chicos intentan detenerlos a ellos, pero el esposo de Píparo sigue la marcha, cruza el semáforo en rojo en altas velocidades y en una de la cinta se ven secciones cortadas".

Según entendió el letrado, en las próximas horas "la fiscal debería hacer el proceso de imputación, llamarlos a declarar a los dos. APíparo por el tema que denunció y no existió y a su esposo por el accidente, la embestida a los chicos".

De Vargas aclaró que "los que actuaron criminalmente fueron ellos (Píparo y su esposo) al atropellar a dos chicos, dejándolos abandonados" en la calle y explicó que "logramos comprobar que el llamado que ellos hacen al 911 es con posterioridad al haber atropellado a los chicos. A las 3 de la mañana denuncian el supuesto hecho ilícito que ocurrió media hora antes".

Ante las primeras versiones, contrastó que "los chicos la persiguieron no porque eran motochorros sino para pedirle que pare. Las declaraciones que fue haciendo Píparo se fueron contradiciendo" porque “a las 3 de la mañana denuncian el robo que ocurrió supuestamente y no es real. Estamos casi precisando que el robo no existió y que la denuncia con el robo la hicieron después de atropellar a los dos chicos".

Sobre esto, agregó que "no existe ningún llamado al 911 previo al accidente de ellos con lo cual todo lo que dijo en los medios fue una especie de intento de armar una coartada. Los chicos que son víctimas fueron tratados como criminales".

“El que manejaba era el marido y el actuar de Píparo y su esposa nos sorprende. Ella es funcionaria pública y directora de la oficina de asistencia a la víctima y políticas de género. Fíjense la contradicción ética y moral", dijo también el letrado.

Además, sostuvo que "no hay ninguna especie de emoción violenta ni nada que se le parezca. Ella supuestamente sufre el robo a las 2:30 y llama al 911 a las 3 de la mañana, después del accidente". Y explicó que “hay testigos, hay filmaciones. Está la denuncia que llega a la comisaría primera y es la prueba cabal que ella mintió en todas las declaraciones. Cualquier cosa que dijo en los medios se contradice con las pruebas que hay".

Por eso, "vamos a insistir por lo menos en la tentativa de homicidio con dolo eventual que sabemos que es una figura muy difícil de comprobar. Tenemos un vacío que puede llevarlo al nivel culposo". Por eso, “hay varias figuras que están en juego" y a Píparo le cabría la del falso testimonio para "tratar de encubrir lo que hizo" después de arrastrar la moto casi 500 metros. "Chocó varios autos en el camino".

"Cuando se comete un robo, los ladrones huyen pero acá, según acusa ella, la empezaron a perseguir porque el que había cometido un delito era el marido" que atropelló y se dio a la fuga. "El control de alcoholemia no se les hizo en el momento y tampoco se los detuvo", algo que pasaría con cualquier ciudadano durante una investigación.

x
Paladini flotante