OPINIÓN

El tire y afloje entre Fein y Javkin

Los cambios en el gabinete local tienen sus explicaciones no solo desde la gestión sino también desde lo político.

lunes 11 de diciembre, 2017

Las negociaciones fueron tan duras que se postergó un tiempo el anuncio de los nuevos cargos municipales. En principio se pensaba hacerlo el mismo día que lo hizo el gobernador, el martes pasado. Pero las discusiones entre el socialismo y el sector de Pablo Javkin hizo que se dilate casi una semana. Un tire y afloje necesario que se viene dando hace bastante, ya que saben que se necesitan mutuamente pero ninguno afloja en las negociaciones.

Mónica Fein generó cambios en el gabinete. Con nuevas formas organizativas y nombres propios que se suman, mas otros que se van, pretende renovar su gobierno de cara a dos años difíciles en la gestión y en lo político.

En primer lugar, el actual secretario de Gobierno Gustavo Leone ahora pasará a ejercer el cargo de Jefe de Gabinete. ¿Por qué? Porque la intendenta eligió conformar tres grandes espacios de gobierno coordinado por algunos de sus secretarios. Para mejorar la gestión en cada área del Estado y para redistribuir el control sobre las obras y la ejecución de las políticas que definen.

Marina Borgatello estará a cargo del gabinete Urbano y de Control, que incluye a áreas como Obras Públicas, Servicios Públicos, Mantenimiento Urbano y Control del Espacio Público. La secretaria de Ambiente y Espacios públicos se ha ganado la confianza de Fein y tomará un rol protagónico por los próximos dos años.

El gabinete de Movilidad y Logística estará a cargo de Carlos Comi, que se terminó su mandato como concejal y recae en las filas del Palacio de los Leones. Proveniente del sector de Pablo Javkin, es uno de los espacios que el candidato del oficialismo ocupará en el gobierno. El otro es la Secretaría General, que ahora pasará a estar en manos de Gustavo Zygnago, ex secretario de Control y Convivencia. Esta última quedará en manos de Guillermo Turrín, hasta hoy subsecretario de esa área.

Este espacio político, como mencionamos antes, tuvo algunos cortocircuitos con el socialismo después de las elecciones de octubre, subsanados en las últimas horas por lo cual se respetó el acuerdo con el que se venía trabajando. El distanciamiento fue tal que hasta se barajaron otros nombres en lugar de los 3 recién mencionados, pero primó el diálogo y llegaron a un acuerdo.

Por último, el gabinete Social será coordinado por Leonardo Caruana, pilar de la gestión de Fein. Fue mencionado para ser uno de los posibles Ministros de Salud de Lifschitz, pero se quedó al frente de la cartera local y ahora tendrá esta nueva función dentro del gobierno.

Los otros cambios se dieron en Obras Públicas, donde asumió Raúl Álvarez, que proviene de Planeamiento, en reemplazo de Susana Nader, la actual responsable a cargo, que habría sido convocada por el Gobernador para ocupar un cargo relevante en el equipo provincial. Y por último Germán Giró se hará cargo de la secretaria de Producción, acéfala desde que Ignacio del Vecchio había dejado el cargo por pertenecer al radicalismo afín a Cambiemos sobre mediados de año.

Cambia el aire, no la esencia. Es que los sectores políticos seguirán siendo los mismos, los acuerdos se mantienen y lo que se modificó es el modelo de gestión para darle pelea a un frente electoral más que complicado para el Frente Progresista en 2019.

Comentarios

Te puede interesar