Crimen y justicia

El siniestro hallazgo en la casa de “Pity” Álvarez


Efectivos de la Policía de la Ciudad allanaron el departamento de Cristian “Pity” Álvarez en la torre 12 del barrio Samoré de Villa Lugano, por orden del juez Martín Yadarona. Al ingresar, escucharon ladridos pertenecientes a la perra del cantante que había tenido cría días atrás entre la mugre. En la parte trasera del departamento encontraron un cachorrito más, muerto hace días.

En el lugar los efectivos se encontraron con cinco perros que intentaban jugar con ellos. Además se extrajo dinero, discos rígidos, papeles del Volkswagen Polo que el músico habría usado para fugarse luego de matar, según sus declaraciones, de tres tiros a Cristian Díaz.

Hallaron el auto de «Pity» Álvarez

También se hallaron un tacho de basura con varias jeringas usadas, algunos envoltorios típicos del comercio de pasta base, pero no se encontró ninguna droga ilícita que pueda ser inyectada. Resta determinar si esas jeringas eran de uso veterinario o si pasaron por el cuerpo de “Pity”.

Se entregó Pity Álvarez y admitió que mató a su vecino

Horas después, "Pity" se entregaría en la comisaría N°52 envuelto en una campera multicolor, entre cronistas que se agolpaban para escuchar su voz. Ahí, el cantante confesó: "Era él o yo".

El titular del Juzgado de Instrucción N°4 esperaba su traslado para indagarlo tras su fichaje. Debería aguardar un poco más: pasadas las 9 de la mañana de hoy, Álvarez se descompensó en la comisaría para ser atendido por el SAME. De vuelta en Tribunales, quedaban dos interrogantes para el juez. Primero, evaluar un pedido de protocolo para contener un posible síndrome de abstinencia. Después, lo que determinaría si "Pity" es condenado por matar o no: evaluar si efectivamente es inimputable.

El juez ya ordenó pedir la ficha de reincidencia de Cristian Díaz, la víctima del hecho, para determinar la hipótesis de una transa de droga que terminó en muerte. No se le encontró droga a su cadáver.

El relato de la novia del cantante

D., oriunda de Hurlingham, de 24 años de edad, había comenzado una relación con Cristian "Pity" Álvarez hace un año. Ayer a la madrugada, D. terminó en un lugar sumamente incómodo en su cabeza: podía elegir declarar como testigo o como imputada, hablar o callar y ser una encubridora.

Así, D. se presentó ayer por la tarde en la comisaría N°52 de la Policía de la Ciudad, la misma en la que se entregó el cantante de Viejas Locas hoy por la madrugada, para ofrecer su testimonio. No se definió como su novia, aseguran fuentes en Tribunales, "dijo ser una 'amiga'".

La chica contó lo que vio: cómo Álvarez mató de tres tiros en la cara y uno en el pecho a Cristian Díaz en las baldosas que separan las torres 11 y 12 en el barrio Samoré. "Me quedé en estado de shock", le dijo a la Policía, palabras más, palabras menos: "Y de ahí nos fuimos a Pinar de Rocha", a la disco de Ramos Mejía, con un show del cuartetero Ulises Bueno.

Luego del crimen, Pity Álvarez fue al recital de Ulises Bueno

D. ratificó con su relato lo que había dicho E., el testigo original del hecho que estaba junto a Díaz y que ya declaró ante el juez de la causa, el doctor Martín Yadarola. Aseguró que la presunta víctima del cantante de Viejas Locas se acercó al músico para saludarlo, que el saludo devino en una discusión y que Álvarez tomó su arma para dispararle y luego caminar al Volkswagen Polo, cuyas llaves D. tenía en su bolsillo. Álvarez las tomó para conducir él hasta la disco. D., mientras tanto, seguía en shock, como atontada, en el asiento de pasajero.

Una pequeña pistola calibre 7.65 fue encontrada en un drenaje cercano a la torre 12. Álvarez la habría usado para matar a Díaz. El juez Yadarola ordenó que sea peritada por la Policía porteña, así como un celular que estaba en el bolsillo de la víctima. Es probable que se encuentren las huellas de D. en el arma: la "amiga" de Álvarez aseguró que el cantante le pidió descartarla.

Cámaras de seguridad registraron el momento en que «Pity» Álvarez descartó el arma

Su declaración en la comisaría N°52 deberá ser ratificada ante el juez Yadarola en Tribunales: D. no se había presentado hasta este mediodía, mientras Álvarez esperaba ser trasladado para declarar tras una descompensación.

Fuente: Infobae.com

x
Paladini flotante