bahia blanca

El misterio de la sobredosis de Mariana Sol Bruna

La joven fue abandonada muerta en la puerta de un hospital.

Redacción Rosario Nuestro

viernes 6 de abril, 2018

Las cámaras de seguridad de la ciudad de Bahía Blanca captaron el momento en que Mariana Sol Bruna, de 16 años, se bajaba del auto de Nicolás Martínez, el joven de 28 años que horas después la abandonaría muerta en un hospital, luego de sufrir un cuadro de sobredosis.

En las imágenes se ve cómo la adolescente y el joven estacionan en un Gol Trend blanco en las inmediaciones del bar Nueva Cruz, en la calle Soler al 600. De acuerdo con la declaración de Martínez, Mariana tomó varias dosis de cocaína durante toda la noche hasta que su organismo colapsó. Dijo también que antes de llevarla al Hospital Español-donde finalmente la dejó- la trasladó al Penna y al Italiano pero los médicos de esos sanatorios no la quisieron atender.

La adolescente murió como resultado de un edema pulmonar agudo y un shock cardiogénico, producido por una sobredosis. Luego de abandonarla, Martínez se escapó en su auto, el mismo del video, pero la policía lo encontró en Punta Alta y quedó detenido hasta el martes pasado, cuando fue liberado por falta de pruebas.

A pesar de los detalles que brindó el sospechoso sobre los últimos momentos de Bruna con vida, las declaraciones del personal de los hospitales Penna e Italiano contradicen a Martínez y generan aún más dudas.

“No sabía qué hacer, pensé que iba a reaccionar. Creo que todo eso duró unas dos horas hasta que decidí llevarla al Hospital Italiano y ahí me dijeron que si no tenía obra social debía pagar mil pesos, pero no los tenía. Entonces la llevé al Penna y ahí me comentan que no atendían esa clase de urgencias”, declaró el joven de 28 años ante la Justicia.

Sin embargo, desde ambos sanatorios negaron que Martínez haya llevado allí a la adolescente. De hecho, las cámaras de seguridad de la zona no registraron en ningún momento que el joven haya trasladado hasta esos lugares a la joven moribunda.

Otro dato que lo compromete es que, según la data de muerte, Bruna llevaba más de cinco horas sin vida al momento de ser atendida en el Español. Por eso, analizar las cámaras de seguridad privadas será de gran relevancia para reconstruir el largo recorrido que hizo el sospechoso con el cadáver de la chica en el asiento trasero.

FUENTE: INFOBAE

Comentarios