lucha docente

El Gobierno atribuyó a una "cuestión política" el paro por 72 horas de CTERA


El ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, subrayó este sábado que el paro de CTERA por 72 horas se debe a una "cuestión política" cuyo fin es "hacer daño" al Gobierno.

"Cuando un gremio lo que está buscando es una cuestión política y es opositor al Gobierno, lo que quiere es hacer daño a ese Gobierno sin darse cuenta que a quien se hace daño es a cada chico o chica que tiene el derecho a la educación", argumentó el funcionario.

De ese modo, señaló: "Tengo muchas esperanzas de que el miércoles empiecen las clases en casi todas las escuelas del país".

"Siempre ha sido una táctica gremial el hecho de no empezar a negociar hasta febrero", indicó y criticó que ello se usa "como un factor de presión hacia el Gobierno".

En diálogo con Radio La Red, consideró que para "las cuestiones salariales hay que ver la película".

Así, resaltó: "Este año hicimos una propuesta que 15 de 17 gremios aceptaron", mientras se quejó porque "el kirchnerismo y la izquierda, como vienen haciendo en los últimos años, no aceptaron".

"Se adhirieron al paro nacional de CTERA antes de que pudiéramos hacer la última propuesta", fustigó la funcionaria en diálogo con Radio Mitre.

En ese sentido, justificó: "Está claro que nada de lo que ofreciéramos iban a aceptar".

"Los maestros y maestras tienen en claro que las consignas que están reivindicando en el paro nacional no tienen nada que ver con el sistema educativo en la ciudad", subrayó Acuña.

Además, destacó: "Para que no hubiera pérdida, iniciamos marzo con un 9 por ciento de aumento".

"Un docente que cobró este viernes por una jornada completa, percibió 38.400 pesos. En marzo va a pasar a cobrar 42.800 pesos.

Una jornada simple está en 22.400 pesos de bolsillo para quien comienza a trabajar sin antigüedad", apuntó.