¿VOLVERÁ?

El ex Central que se ofreció y podría convertirse en el primer refuerzo para el Kily González

Un futbolista surgido en las inferiores canallas dejó en claro su interés de pegar la vuelta y cuanta con chances de sumarse al plantel.


Desde que fue presentado oficialmente el pasado miércoles como nuevo entrenador de Central, Cristian González no paró un momento. Los llamados desde su teléfono celular fueron constantes en pos de conseguir a los futbolistas que pretende contar en su plantel. Al sueño intacto de repatriar a Ángel Di María (recién en 2021) y la posibilidad de convencer a Ezequiel Lavezzi para que salga del retiro que anunció a finales de 2019, el ex jugador de la selección nacional mantuvo diálogo con otros futbolistas con pasado en Arroyito.

En las últimas horas trascendió que el Kily se puso en contacto con Damián Díaz, con quien compartió plantel entre 2006 y 2008. El Kitu es figura de Barcelona de Ecuador, emblema desde hace varios años y tiene vínculo vigente hasta finales del año próximo. Esto último es lo que pone una traba enorme para la negociación en este delicado momento económico de la entidad canalla, pese a que se supo que el llamado lo movilizó al volante ofensivo. Quizás eso no alcance para salir de su actual club, pero el nuevo DT al menos dio el primer paso.

A su vez, otros se han ofrecido y entre ellos está Emiliano Vecchio, que se desempeña en el mismo puesto que Díaz y reúne las cualidades que quiere González para su equipo, jugar con enganche. Tiene 31 años y su último club fue el Bolívar de Bolivia, que recientemente anunció que prescindirá de sus servicios. Según pudo averiguar este medio, mantiene muy buena relación con el nuevo entrenador de Central y desde su entorno aseguraron que se puso a disposición para regresar a la institución en la que debutó con apenas 17 años en 2005. Lo económico no sería un problema, sino que lo que busca es un desafío deportivo.

Tras su primera experiencia en el Canalla, Vecchio tuvo una dilatada trayectoria en la que pasó por España, Brasil (jugó en Corinthians y Santos), tuvo un destacado rendimiento en Colo-Colo de Chile y también pasó por el fútbol de Emiratos Árabes, Arabia Saudita y Qatar.

Otro de los que manifestó su deseo de regresar a Arroyito es Pablo Álvarez, quien fuera compañero del Kily en 2009 en su primer paso (luego estuvo en el club entre 2015 y 2016). Hasta el momento, la dirigencia auriazul no evaluó su situación como la de otras posibilidades de refuerzos, ya que la prioridad está puesta en el futuro de Marco Ruben, quien responderá a la propuesta de renovar su vínculo por 18 meses una vez que esté confirmado qué pasará con el retorno del fútbol, o de mínima con la vuelta a las prácticas.