opinión

El eslabón perdido

viernes 23 de marzo, 2018

Hay sobrevolando, a partir de una propuesta de Ciudad Futura, que se puede conformar un frente político sólo en la categoría de intendente para poder darle pelea a Cambiemos de cara al 2019. Todos juntos por un espacio para generar una interna virtual y que sólo quede uno de cara a las generales para que todos los votos que no quieran acompañar a Roy López Molina no tengan otra alternativa.

De ese diálogo participaron el Partido Justicialista, sectores del Frente Progresista, Ciudad Futura, el Frente Social y Popular y hasta algunos independientes. Pero, ¿y Alejandro Grandinetti? Él cree que debe seguir compitiendo y ser alternativa al oficialismo local y a Cambiemos en una contienda. Y es por eso que algunos de los que están tejiendo este acuerdo intentan convencerlo a él también para que se sume a esta utópica idea.

Grandinetti tiene un caudal de votos ratificado en dos elecciones y cree poder ser opción para los rosarinos y comandar el Palacio de los Leones. Y además, dentro de la estructura del Frente Renovador, ha tomado relevancia a nivel nacional y se ha ganado el respeto de sus pares en el Congreso. Tiene el aval de Massa y quiere continuar por esa línea.

En un hipotético escenario de acuerdo entre todos los sectores, no hay argumentos para pensar que el ex periodista se sume a este plan de acción para evitar que el Pro sea gobierno de Rosario. Por el contrario, muchas veces se piensa que se está haciendo fuerza en contra pero en realidad están potenciando la imagen pública de un candidato al “juntarse todos” para poder vencerlo.

“Hoy hay un 95% de probabilidades de que Roy sea el próximo intendente, depende de nosotros torcer la historia”, me dijo un integrante del FSP por los pasillos del Concejo. Ellos ya se sentaron con Ciudad Futura, pioneros en la idea, para darles su aval y hasta para pensar un futuro en conjunto.

Otro escollo tiene que ver con el sello que se elija. Más allá de que la ley electoral lo permite, es difícil encontrar un espacio que aglutine a todos. Deberán conformar uno nuevo, para que sólo los candidatos a intendente se anoten en el Tribunal, mientras que los concejales, diputados provinciales, senadores provinciales y gobernador compitan por sus espacios tradicionales. Un chino, como se dice.

Hoy es solo un sueño antimacrista, depende de qué haga el socialismo respecto a esta propuesta y que se sume o no. Y también saber si el eslabón perdido de Grandinetti es irrelevante o les puede tumbar el castillo de naipes.

Comentarios