VIDEO

El día que San Martín y Atlético jugaron en Tucumán por Copa Argentina y terminó con incidentes

Por la edición 2013, el clásico tucumano se jugó en cancha del 'Decano'.

Redacción Rosario Nuestro

jueves 4 de octubre, 2018

En la previa de un duelo histórico entre Newell’s  y Central por Copa Argentina, autoridades provinciales y de la ciudad trabajan a destajo para encontrar una sede acorde que esté en condiciones de recibir al público de ambas hinchadas.

La intendenta Mónica Fein se pronunció a favor de que el clásico rosarino se juegue justamente en la ciudad, en alguno de los dos estadios y con igualdad en la repartición de las entradas para ambos públicos.

En Copa Argentina existen dos antecedentes que avalan el pedido de la intendenta, ambos pertenecen a la edición 2013. Belgrano y Talleres se enfrentaron en el Kempes, mientras que Atlético Tucumán y San Martín lo hicieron el José Fierro, estadio del ‘Decano’.

Sin embargo, este último partido terminó con incidentes. El ‘Decano’ se impuso 3 a 1 ante el ‘Santo’, pero minutos antes del final del partido se desató la gresca en la tribuna del equipo rojiblanco.

“Es que los simpatizantes del “Santo” no toleraban la derrota en los segundos finales que le propinaba el eterno rival y comenzaron a romper el alambrado con la intención de suspender el encuentro”, indicó años atrás el medio Ámbito.

En ese momento, personal de la Policía tucumana mantuvo un enfrentamiento con los hinchas y comenzó a reprimir, lo que generó el enojo de los jugadores de San Martín. En ese sentido, los futbolistas mantuvieron cruces con los efectivos de Infantería, ya que trataban de evitar que siguieran con la represión en la tribuna visitante.

Posteriormente, los incidentes siguieron con piedras y cruces entre los simpatizantes visitantes y la policía. “El ingreso al estadio de Atlético Tucumán ya había sido desordenado, aunque todo se precipitó con la victoria de Atlético sobre San Martín”, agregó ese mismo medio.

El clásico de Tucumán terminó con incidentes en la tribuna de San Martín.

Comentarios