acusaciones cruzadas

Después del conflicto, este lunes se podrían definir las elecciones en Psicología


Sigue el conflicto en la Facultad de Psicología de la UNR y la elección de las autoridades estuvo en jaque durante varias semanas. Es que el Consejo Superior anuló la votación, que había dado como ganador al actual decano, Raúl Gómez Alonso que acudió a la Justicia Federal para evitar la invalidez del proceso. Ahora, confirmaron que las respuestas podrían llegar el lunes.

Todo comenzó cuando el Consejo Superior de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) decidió anular las votaciones en ambas casas de estudios. La decisión se tomó por amplia mayoría por los miembros del máximo órgano de la universidad pública de la ciudad que resolvió la nulidad de la votación en Arquitectura por 25 votos a favor contra 6 negativos. Para Psicología los resultados fueron similares: 26 votos en pos de anular los comicios frente a apenas 6 en contra.

En Psicología no se había llegado al quórum requerido, pero la elección se celebró de todos modos, motivo que generó la posterior denuncia de los representantes ausentes y la votación se pasó para el jueves 2 de mayo.

En tanto, ante la imposibilidad, la sesión pidió una cautelar a los Tribunales Federales y fue rechazada planteando que los plazos en los que se habían llamado a sesionar no garantizaba el derecho a presentar a la sesión.  En decir, la Justicia Federal resolvió que se vuelva a votar.

“La Justicia Federal pidió que se vote otra vez, pero no se hizo porque y no se hizo porque los concejeros fuimos citados a las 10 de la mañana y la agrupación que acompaña con su voto y es parte de la gestión actual con este decano, habían planteado una vigilia desde la noche anterior, donde nosotros íbamos a votar”, explicó la candidata al decanato e impulsora de la denuncia inicial, Soledad Cottone, en diálogo con Radio Mitre Rosario.

Y remarcó: “Responsabilizamos al decano por dar el lugar específico de dónde votábamos para que esa agrupación estuviera ahí. Tenían la llave del lugar Y cuando los concejeros nos acercamos para reunirnos ahí,  nos negaron el acceso de una manera muy violenta”.

En ese marco, Cottone mostró su preocupación ya que, el 21 de mayo se le termina el mandato al actual decano y si no se resuelve el conflicto, “la facultad quedaría acéfala”.

En tanto, Cottone aseguró que cree tener los votos “suficientes” para que la elijan decana y consideró que, lo ocurrido en las últimas semanas, ha puesto en riesgo institucional a la universidad.

“Somos la primer facultad de psicología del país, somos pioneras en salud mental. Esto desprestigia nuestra profesión y nosotros responsabilizamos al decano actual, porque lo que paso el miércoles es responsabilidad directa de él, es él quien tiene que garantizar el pleno derecho al acto eleccionario”, concluyó.