SIN VINCULACIÓN CON LA SAGA DE ATAQUES

Descartaron que el tiroteo contra el edificio de Ayacucho al 1400 haya sido una amenaza contra la Justicia


El domingo por la madrugada se registró un nuevo ataque al frente de un edificio. Esta vez el atentado se produjo en Ayacucho al 1400, en la zona centro de Rosario, a la vuelta de la delegación de la Policía Federal y a metros de la casa del gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz.

A raíz de la especulaciones de diferentes medios de comunicación que indicaron que el ataque fue dirigido otra vez hacia a la Justicia, fuentes policiales informaron que, a través de distintas medidas y entrevistas que realizaron en el lugar de los hechos, la balacera no tendría relación con los anteriores hechos.

Según deslizaron de manera oficial ante la prensa, los disparos contra la fachada del inmueble estaría circunscritos "al ámbito personal". Se trataría del caso de un vecino con otra persona a la cual le debería una suma de dinero.

"Si bien la mecánica es similar a los hechos de balaceras investigados contra edificio de poder judicial, este hecho en particular no tiene relación a esa motivación. Se reservan datos de las personas intervinientes por medidas en curso en reserva", aseguraron por su parte desde Fiscalía.

Siguen las balaceras: atacaron a tiros un edificio de Ayacucho al 1400