ESCRACHES A VARIOS PROFESORES

“Cuéntalo”: las denuncias por acoso llegaron a la facultad de Medicina

Aparecieron carteles en el edificio y las acusaciones continuaron en Instagram.

Redacción Rosario Nuestro

miércoles 23 de mayo, 2018

Este miércoles estalló la bomba en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Rosario. Al igual que en la facultad de Arquitectura, aparecieron carteles en las instalaciones del lugar denunciando casos de abuso y acoso por parte de algunos profesores. Además, las denuncias se extendieron en Instagram cuando las estudiantes crearon una cuenta con el fin de exponer a los docentes involucrados.

Todo comenzó la semana pasada cuando en la Facultad de Arquitectura, Planeamiento y Diseño tres profesores fueron escrachados por acoso. Bajo la campaña nacional #Cuéntalo, un grupo de alumnas pegó carteles en el recinto con denuncias anónimas que exhibían frases, comentarios desubicados o incluso abusos que se formalizaron diversas denuncias, debiendo acudir al Instituto Municipal de la Mujer.

Tres profesores de la Facultad de Arquitectura son señalados por violencia de género

Ahora los carteles aparecieron en el área de Medicina. Dentro de los pasillos, los escritos apuntaron a un profesor de la cátedra de gineco-obstetricia. Además, en Instagram crearon una cuenta bajo el nombre “@cuentalofcm” con el objetivo de hacer visibles y públicas distintas situaciones difíciles que hayan pasado las chicas de la facultad.

“D.Q. es docente de 1° año y de la cátedra de Anotomía Normal. Me daba clases cuando mi tutor no podía. Me siguió en Instagram, comentaba mis fotos, y consiguió mi Whatsapp. Me escribía varios días a la semana, entre la 1 y las 2 de la mañana. Sabía que tenía que rendir Crecimiento, me decía que fuera a su casa que me iba a ayudar y que de paso me hacía un service completo antes de dejarme volver a casa”, denunciaba una chica en uno de los relatos.

Otro testimonio anónimo indicó: “Hace unos años atrás, después de haber hecho un curso con R.H. me agregó a Facebook y me tiraba onda. No solo a mí, también a conocidas mías. Hoy lo cuento porque en su momento no lo dimensioné y lo naturalicé. Espero que haya más pibas que se animen .a decirlo”.

En las paredes del edificio apareció un cartel que decía “C. B. violador” pero fue removido al poco tiempo. A diferencia de la Facultad de Arquitectura, desde la Facultad de Medicina informaron que no hubo denuncias formales contra ningún docente.

Mientras se aguarda por la presentación ante el Consejo Directivo de un proyecto de protocolo para atender situaciones de acoso o violencia, tal cual se anunció que se implementará en Arquitectura y en otras facultades.

Comentarios