Las inició el socialismo

Cuáles son las obras más importantes y costosas que deberá continuar la gestión de Perotti


Por Ignacio Pellizzón

La vara está muy alta y eso lo saben desde el peronismo. El voto de confianza que los santafesinos le entregaron a Omar Perotti, no sólo tiene que ver con el final de ciclo de un modo de gestionar la provincia, sino con el claro objetivo de mejorar lo que está. Es decir, plasmar una política superadora.

En toda la campaña nadie puso en discusión el reparto de la torta presupuestaria en Salud, Educación, Cultura e Infraestructura. Los puntos clave que la nueva administración tendrá como desafío: sostenerlos y profundizarlos. Sin dudas, todo un desafío.

“Voy a ser el gobernador de la Obra Pública”, había afirmado Miguel Lifschitz allá por el 2015. Muchos de los proyectos se iniciaron y culminaron, como por ejemplo jardines, centros de salud, guardias de hospitales, rutas, entre otras. Pero hay iniciativas que comenzaron y que su gestión no logrará concluirlas. Perotti será el encargado de finalizarlas.

Sin dudas que el nuevo gobernador intentará comenzar sus propias obras y dejar impresa su huella como jefe de Estado provincial, pero heredó una buena cantidad proyectos que ya están en marcha. Deberá afrontarlos y terminar su desarrollo o, por lo menos, intentarlo.

La herencia

Rosario Nuestro repasa algunas de las obras de mayor envergadura que ya están en marcha y que la administración de Miguel Lifschitz le hereda a Omar Perotti para que las continúe.

Tribunales. El nuevo edificio en la ciudad de Santa Fe se ubica en el predio anexo al actual inmueble de San Jerónimo al 1.500. Hace tres años que se está construyendo y tiene un avance de más del 80%. La inversión, hasta hoy, supera los 175 millones de pesos. La concreción de esta ampliación aspira a mejorar y optimizar la prestación del servicio de justicia de la jurisdicción, adecuándose a los requerimientos del nuevo Sistema de Justicia Penal, revitalizando la infraestructura y el equipamiento edilicio.

De esta manera, se facilitará la óptima reubicación de todas las dependencias judiciales y el aprovechamiento de los recursos materiales y humanos con que cuenta el Poder Judicial, así como la posibilidad de brindar una mayor cantidad de servicios a todos sus integrantes y a todas las personas que intervienen en el proceso de administrar justicia.

Hospital Regional Rosario Sur. Se trata del efector “más grande de la Provincia” o por lo menos así será cuando se termine de construir. Su ubicación está pensada para Rosario y sus departamentos con acceso desde las autopistas Rosario-Buenos Aires y Rosario-Córdoba con acceso desde Circunvalación.

El avance de las obras no supera el 50%. Se encuentra en pleno desarrollo en un predio de 8,4 hectáreas. El master plan refleja que contará con 25.700 metroscuadrados de superficie cubierta y 210 camas para internación, con la maternidad y neonatología de mayor capacidad al igual que las unidades de terapia intensiva y coronaria. Tendrá un sector de internación conjunta madre e hijo, seis quirófanos, un sector de cirugía ambulatoria y distintos niveles de internación según la complejidad, entre otros.

Hospital Nodal Rafaela. Se emplaza en la zona norte de dicha ciudad, entre las calles Pte. Arturo Frondizi, 25 de Mayo y Calle Pública N° 3. Con una superficie cubierta de 17.377 metros cuadrados y una capacidad de 112 camas, el nuevo efector beneficiará no solo a la ciudad de Rafaela, sino a las 96 localidades que conforman la Región 2, comprendida por los departamentos Castellanos, 9 de Julio, San Cristóbal y el norte de San Martín.

Se encuentra en su segunda etapa de ejecución y el presupuesto estimado para esta parte ronda los 1.200 millones de pesos. En cuanto a la distribución, el nuevo nosocomio contará en la planta baja con un hall central, área de admisiones, bloque de guardia; bloque de diagnóstico por imágenes, rehabilitación y laboratorio, consulta externa con 14 consultorios; área de servicios técnicos y farmacia. El edificio contará además con estacionamiento para 60 vehículos.

Predio ex Batallón 121. Se ubica en la zona sur de Rosario. Es una obra sin precedentes. El predio de 30 hectáreas cuenta con un nuevo Polo Tecnológico, un Museo del Deporte, espacios de coworking, escuela y un plan de desarrollo de viviendas para construir, mediante un convenio público privado, de 1.398 departamentos y 54 locales comerciales. Las viviendas proyectadas tendrán entre 1 y 4 ambientes y se distribuirán en 29 edificios, en las 8 manzanas destinadas al uso residencial dentro del predio.

Se trata de una inversión multimillonaria. Pretende la urbanización del Cordón Ayacucho, fortalecer la integración social, garantizar la conectividad, el acceso a la infraestructura y los servicios, integrar el tejido urbano y dar continuidad a la trama urbana. El desafío que plantea este proyecto es garantizar el derecho al hábitat, generando impacto positivo en la calidad de vida de los vecinos.

Museo Castagnino. El emblemático inmueble cuenta con 2.654 metros cuadrados y con las obras de ampliación se incorporarán 3.817 metros nuevos para usos técnicos, salas de exposición y espacios culturales. Con las reformas podrá recibir muestras internacionales, y pasará a ser el de mayor superficie luego del Museo Nacional de Bellas Artes.

Para encarar la primera etapa se desembolsará más de 100 millones de pesos, pero la iniciativa contempla un total de 270 millones. El proyecto permitirá, por una parte, descomprimir zonas congestionadas del museo (como biblioteca, reservas, depósitos y talleres) y habilitar nuevos espacios propios de los desafíos de los museos en el siglo XXI (salas didácticas, auditorio, un segundo ingreso apto para contingentes y grupos escolares, acceso para camiones —carga y descarga—, tienda, bar, etcétera).