OPINIÓN

Continúan las tensiones

sábado 16 de diciembre, 2017

En otra semana “conflictiva” por las reformas impulsadas por el Gobierno, el Merval alternó buenas y malas, para cerrar con un alza semanal de 0,70%.  Observamos claramente que los inversores permanecen cautelosos, a la espera de las definiciones políticas en los últimos 15 días del año.

Por otro lado, el dólar mostró una nueva suba, para cerrar en $ 17,80 (minorista), el mayor nivel desde el 09.11.2017. Entendemos que esta suba está convalidada por varios factores:

• La demanda estacional de dólares sube en esta fecha (verano) por las vacaciones y para cerrar ganancias anuales, por nombrar sólo 2 razones,

• Hay un mínimo ruido político como indicamos anteriormente, que genera que muchos inversores tomen posiciones en dólares,

• Y hay insistentes rumores de una fuerte presión sobre el BCRA para convalide una baja de tasas de interés.

No obstante y salvo pequeños ajustes, no se ven condiciones técnicas para que el dólar tome un impulso que hoy no tiene. Sólo por algunas cuestiones políticas podría hacer algo de ruido, pero hoy el BCRA tiene reservas récord y podría intervenir sin problemas. Respecto a la tasa de interés, la semana próxima vamos a ver una competencia entre Lebacs y Letes. El Ministerio de Finanzas va a licitar nuevamente Letes, con una tasa que, se estima, va a estar aproximadamente 3% debajo de la tasa de renovación de Lebacs. Se espera que, por ejemplo, las aseguradoras se posicionen en Letes, recordando que se les prohibió invertir en Lebacs, con lo cual, no van a poder renovar su tenencia.

Evidentemente las altas tasas no están dando los resultados esperados, porque la inflación sigue siendo muy alta. De todos modos, debemos recordar que esa inflación que se mantiene en niveles altos tiene incluido como componente esencial, la baja de subsidios y normalización parcial de tarifas. De haber dejado todo congelado como se hizo durante muchos años, el resultado que podría mostrar el Gobierno sería muy diferente. El problema que observamos es que el programa de “metas de inflación” no sólo no se cumple, sino que deja de ser beneficioso como sistema para moderar expectativas. El BCRA estimó una inflación anual del 17% y el año va a cerrar con subas acumuladas cercanas al 24%. El desvío del 40% es muy importante y es por ello que para el 2018 el informe de Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que elabora el BCRA muestra que las expectativas rondan el 17%, contra el 12% proyectado por el BCRA, manteniendo un desvío similar al de este año. Sólo un fuerte ajuste fiscal que no se espera, dado que el gradualismo económico parece ser el signo económico del Gobierno, podría acomodar esas expectativas a la baja.

Desde nuestro punto de vista, lo más probable es que ese fuerte ajuste fiscal que se reclama desde algunos sectores, no sea convalidado por el Gobierno. A decir verdad, el sistema gradualista le rindió muchos frutos durante este año y eso se observó en las elecciones pasadas.

Nos vemos la semana que viene y te recordamos que las principales novedades económicas las podés leer en nuestra sección de noticias: http://www.rosariofinanzas.com.ar/category/noticias/

También te invitamos a sumarte el newsletter, en el cual recibirás las principales noticias todos los días.

Comentarios