EFECTO PANDEMIA

Cerró un tradicional hotel de más de 70 años de historia en Rosario

"La imposibilidad de ingresos fue el detonante", afirmaron desde el sector a este medio. Funcionaba desde 1948 en un espacio céntrico de la ciudad.


El tradicional hotel La Paz de Rosario cerró sus puertas. El tradicional espacio se ubicaba en la cortada Barón de Maua al 1000, frente a la Plaza Montenegro y era una fruto de una empresa familiar. Funcionaba desde 1948 en la ciudad, superando los 70 años de historia. Pero la imposibilidad de ingresos en el marco del distanciamiento social sentenciaron su suerte. La actividad hotelera es una de las más golpeadas por la pandemia del coronavirus y ante el "ahogamiento económico", solicitan colaboración económica.

Según se describían en su página web, en el Hotel La Paz hijos y nietos de sus fundadores trabajaron día a día, conservando el espíritu hospitalario y amor por la hotelería, "que nuestros padres y abuelos han sabido inculcarnos, teniendo como objetivo ofrecerle a nuestros huéspedes todas las comodidades para una grata estadía en la ciudad".

"Este último ahogo económico es el golpe final para muchas empresas de la actividad turística, que ya venía afectada en los porcentajes de ocupación, pero la imposibilidad de ingresos fue el detonante", afirmó a Rosario Nuestro Ofelia Polito, gerente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica y Afines de Rosario.

Hoteleros de la provincia piden que se declare la emergencia turística

Hoteleros de la provincia solicitan que se declare la emergencia turística y que se apliquen medidas "similares a las de una catástrofe climática, debido a que esta pandemia se asemeja en gravedad a un evento de dichas características en el que las actividades deben detenerse por completo".

Qué implica la emergencia turística. Dentro de los pedidos de representantes de la actividad se encuentran medidas económicas como la eximición por un año del pago al impuesto inmobiliario, abonar la facturas de la EPE solo por la energía consumida, eliminando cargos por potencia e impuestos y tasas, que la facturación del servicio de agua no se calcule en base a superficie y que haya envíos de fondos de asistencia para mantener el empleo. También contemplan medidas financieras como créditos subsidiados y operativas como exención del Sistema de Recaudación y Control de Acreditaciones Bancarias, saldos de Libre disponibilidad en créditos SICREB y por último, con respecto a ingresos brutos, consideración de una alícuota diferencial para la actividad del 5%.

En Rosario la mayoría de los hoteles están cerrados. "Solo hay un mínimo porcentaje que atiende a personas que deben alojarse por realizar trabajos esenciales", informó Polito.

"El rol de la actividad turística es de gran importancia para la estabilidad económica y productiva de nuestro país y el sector debe ser rescatado de forma urgente", habían manifestado en un comunicado hoteleros de la región.