GRAVE CRISIS

Hoteleros de la provincia piden que se declare la emergencia turística

Dentro de la solicitud se encuentra la eximición de pago de impuestos inmobiliarios, abonar solo la energía consumida y una ayuda económica por parte del Gobierno santafesino ante "la situación de extrema urgencia" por la pandemia del coronavirus.


El sector hotelero gastronómico de la provincia le envió una carta al gobernador Omar Perotti para pedir que se declare la "emergencia turística" en la región, ante la "situación de extrema urgencia" que atraviesa la actividad por la pandemia del coronavirus. Los hoteles están cerrados desde el pasado 20 de marzo, cuando se decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio en el país para evitar la propagación de la enfermedad.

En el comunicado mencionaron los casos de las provincias de Entre Ríos y Jujuy, donde ya se decretó la emergencia turística y mencionaron que Corrientes y Río Negro evalúan hacerlo. "Lo que se solicita es que las medidas que se apliquen sean similares a las de una catástrofe climática, debido a que esta pandemia se asemeja en gravedad a un evento de dichas características en el que las actividades deben detenerse por completo", manifestaron desde el sector.

"La provincia debe asumir la particularidad de la actividad turística, tanto en su dimensión económica como en su rol de generador de empleo, atendiendo que, a diferencia de la actividad comercial en el que el producto es tangible y de no venderse puede stockearse, en el turismo la habitación de hotel que no se ocupa o la mesa de bar que no se utiliza, se pierden y no pueden recuperarse más", agregaron.

Qué implica la emergencia turística. Dentro de los pedidos de representantes de la actividad se encuentran medidas económicas como la eximición por un año del pago al impuesto inmobiliario, abonar la facturas de la EPE solo por la energía consumida, eliminando cargos por potencia e impuestos y tasas, que la facturación del servicio de agua no se calcule en base a superficie y que haya envíos de fondos de asistencia para mantener el empleo. También contemplan medidas financieras como créditos subsidiados y operativas como exención del Sistema de Recaudación y Control de Acreditaciones Bancarias, saldos de Libre disponibilidad en créditos SICREB y por último, con respecto a ingresos brutos, consideración de una alícuota diferencial para la actividad del 5%.

"Cabe remarcar que el complejo turístico es el tercer exportador y generador bruto de divisas del país; las exportaciones anuales son superiores a los 7000 millones de dólares, un equivalente al 40 % del complejo oleaginoso. Son 18.000 empresas las que componen, actualmente, el sector turístico argentino. La región NEA, que comprende a Santa Fe, Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Chaco y Formosa reúne a 2969 establecimientos. Sólo en alojamientos, los puestos de trabajo, a nivel nacional, llegan a 72.439 empleados y familias que viven de la actividad; y en gastronomía la cifra llega a 206.912", mencionan en el comunicado.

Y concluyen: "El rol de la actividad turística es de gran importancia para la estabilidad económica y productiva de nuestro país y el sector debe ser rescatado de forma urgente".