Apremio ilegal

Caso Casco: para el abogado hubo resistencia política y judicial para investigar


Sergio Campana, abogado de la familia del fallecido Franco Casco, habló con Radio Mitre Rosario sobre los avances de la causa que hoy se rige en el Fuero Federal. La misma, con algunos contratiempos, fue reconocida como apremio ilegal y desaparición forzada de persona. Según el letrado, “hubo mucha resistencia” del poder político y judicial de la provincia de Santa Fe y del Ministerio Público de la Acusación para reconocer que existieron anomalías en la investigación.

“Esto nos llevó una larga discusión para que se caratule como desaparición forzada de personas y recién cuando pasó al Fuero Federal, es cuando realmente se impulsó la investigación y nos costó mucho. Obviamente que los primeros días fueron claves en lo que hace a algunas pruebas. Sin embargo, se impulsó y se adoptó la estrategia de hacer una instrucción prolija para que el material recolectado pudiera indicar quiénes fueron los responsables en este delito”, alegó.

“Nosotros sospechamos y por eso solicitamos la imputación del personal del Instituto Médico Legal porque entendemos que las muestras que se tomaron durante la autopsia pueden haber sido adulteradas”, acusó y agregó que se presentó un informe odontológico tres años después, sumado a una serie de cuestiones que hacen pensar que hubo convivencia de parte del Instituto Médico Legal”, argumentó.

En referencia a la primera autopsia, Campana reveló que no se mostraron conformes con los datos arrojados que indicaban que la víctima no presentaba lesiones corporales. No obstante, en la segunda autopsia, realizada en junio de 2015, se comprobó que las piezas dentales faltantes habían sido sustraídas por violencia mediante golpes de puño.

Participación el actual jefe de Asuntos Internos

Según el letrado desde Asuntos Internos de la policía de Santa Fe intentaron desviar al investigación desde un principio e intimidar a los testigos que tuviesen alguna información clave como ser los detenidos de la comisaría que compartieron calabozo con Franco Casco.

Al mismo tiempo, denunció que plantaron una persona para decir que a Franco lo habían visto en una iglesia cercana. “Todo eso lo hicieron de manera conjunta con el mismo personal de la comisaria séptima, lo que nos lleva a la conclusión de que participaron en el encubrimiento”, acusó.

Para él, está comprobado que en esa comisaria había una "práctica sistemática de apremios ilegales como cometer a vejámenes a las personas tirándoles agua fría, atándolos, prohibiéndoles la comida o solicitándoles dinero para ser liberados".

En esa misma línea, añadió: “Muchas personas nos dijeron que pasaron por el mismo cuartito que Franco. El fue detenido, golpeado y por alguno de esos golpes perdió la vida. Se dijo que había sido liberado y se intentó ocultar el cuerpo por un tiempo, pero apareció en el río veinte días después”, lamentó.

x
Paladini flotante