Juicio sin fecha

Calle Salta, sólo queda una familia de querellantes

Decidieron bajarse por cansancio y por miedo a perder todo.

Redacción Rosario Nuestro

viernes 2 de marzo, 2018

Eleonora López, hermana de una de las víctimas fatales de la tragedia de calle Salta 2141, dijo a Radio Mitre Rosario, que en el trascurso de estos años, no hubo cambios profundos en la red de gas. En continuidad añadió que con el memorial y la expropiación se cumplió una parte que ellos esperaban. “Ahora falta la justicia de los responsables”, explicó.

La mujer, también reconoció que solo queda una familia querellante, ya que todos los demás, decidieron bajarse de la causa en diciembre del año pasado. “Nos bajamos por el peligro que tenemos de perder lo poco que te queda”, expresó.

En estos momentos, la causa no cuenta con detenidos y tiene a once procesados esperando la decisión de la justicia. “Solo queda una familia de querellantes, se han bajado todos, se bajaron por el peligro que tenemos de ser querellantes. Cuando vos estás acusando a once personas y el juicio te sale mal te pueden sacar lo poco que tenés. Los familiares de víctimas tienen que litigar sin costo, no podemos estar encima del dolor y atravesando un juicio”, reveló conmocionada.

Eleonora, hermana de Carlos López, estuvo en la mañana de este viernes en Sede de Gobierno donde se logró firmar un convenio marco para el llamado a Concurso Nacional del Anteproyecto “Salta 2141: Espacio Cultural y Educativo de la Memoria y la Música”. Al que lo familiares catalogaron como un primer paso en la reparación sentimental por las pérdidas ocasionadas. “Este lugar va trascender y sirve para concientizar”, explicó López en los micrófonos de Mitre.

El Senado de la provincia, había aprobado en noviembre de 2017 por unanimidad, el proyecto de ley para expropiar el terreno donde se construirá un nuevo edificio que albergará al Instituto Superior del Profesorado de Música N° 5932 “Carlos Guastavino”, que convivirá con un sitio de memoria y recuerdo del trágico suceso donde perdieron la vida 22 personas.

“Tenemos que seguir trabajando, por ejemplo, en la red de gas no se han producido después de semejante tragedia cambios sustanciales”, informó López al programa El Puente y agregó que la reacción de la empresa después de la explosión generó un efecto, pero no el que ellos buscaban.

De los 22 damnificados, solo la familia Gianagello mantiene su reclamo penal. Todos coinciden que fue un proceso muy desgastante. “Es terrible tratar con abogados penalistas. Nosotros no tuvimos buenas experiencias, en muchos casos, no nos hemos sentido representados”, admitió e informó que el juicio todavía no tiene fecha.

“Aunque el dolor y la pérdida nunca se terminen de superar, hay un círculo que cerrar que tiene que ver con la justicia, la memoria y el reconocimiento que no solamente debe ser de la sociedad sino también con uno público, para que las actuales y futuras generaciones tengan presente lo que ocurrió en calle Salta”, dijo el gobernador en la presentación.

“Por eso entendimos inmediatamente cuál era el sentido de la lucha y el pedido que nos hacían los familiares. No era solamente una cuestión de recuperar un predio y expropiarlo sino de darle un destino de futuro y memoria”, resaltó Lifschitz.

Del acto participaron también la intendente de Rosario, Mónica Fein; la ministra de Innovación y Cultura, María de los Ángeles González; el senador departamental Miguel Ángel Capiello; el exgobernador Hermes Binner; la presidenta del Colegio de Arquitectos de la Provincia de Santa Fe Distrito 2 Rosario, Irene Pereyra; y familiares de las víctimas de calle Salta.

Un poco de historia

 

Todos los propietarios de los departamentos demolidos en 2013 cerraron acuerdo extrajudicial con la aseguradora contratada por Litoral Gas, Meridional Seguros Argentina, para evitar la demanda civil por la vía legal.

Según familiares de víctimas de la explosión, la mayoría de los 50 propietarios (hay una persona que es dueña de 10 departamentos) arregló con la compañía. Los sectores comunes de las torres estaban cubiertos por la aseguradora San Cristóbal y la superficie de cada departamento por la aseguradora Meridional Seguros Argentina. A cada persona se le abonó unos 1.200 dólares por metro cuadrado.

La fiscal de la causa que investiga el siniestro de Salta 2141, ocurrido el 6 de agosto de 2013, Graciela Argüelles, había dicho en julio de 2015 que según sus cálculos el juicio se iniciaría en el mes de agosto de ese año, justo cuando se cumplían dos años de la trágica explosión. Sin embargo dos años después, no hay novedades. Según la fiscalía, está agotada la instancia de investigación que dejó un total de 11 imputados por la muerte de 22 personas y de provocar lesiones de distinta índole en otras 58.

En la causa –caratulada como estrago culposo agravado– figuran imputados el gasista Carlos García y su ayudante, los abogados del consorcio que administraba la propiedad más dos empleados de Litoral Gas, entre otros. Ninguno de los imputados está detenido.

El Senado de la provincia aprobó la expropiación del edificio de calle Salta 2141

Comentarios