CRÍTICA DE CINE

All Inclusive

Por Leo Regoli

jueves 18 de octubre, 2018

Argentina 2018 – Comedia / 104 min
Dirección: Diego Levy, Pablo Levy
Elenco: Alan Sabbagh, Julieta Zylberberg, Mike Amigorena, Marina Bellati, Campi, Mariana Chaud, Santiago Korovsky,
Crítica: Regular

“All Inclusive” es la nueva película de los hermanos Levy (Masterplan, Cosano: La Vida Secreta de Un Vestido, etc) en donde esta dupla creativa intenta construir una historia con aires de comedia, con toques de humor absurdo y con planteos dignos de un drama actual. La historia no es demasiado original, ni creo que pretenda serlo, ya que muchos de los chistes y gags nos recordaran momentos inolvidables de clásicos del género, como al inicio mismo donde el protagonista despierta en una playa sin recordar lo “Que Pasó Ayer?”, por solo citar un ejemplo concreto.

Pablo (Alan Sabbagh), arquitecto con más aspiraciones que realidades, quiere sorprender a Lucía (Julieta Zylberberg), su pareja y estrella del mundo de las publicidades, con un viaje a Brasil. Todo parece ir sobre rieles sino fuera porque él pierde su trabajo, lo cual genera un cúmulo de inseguridades adicionales a las ya demostradas por el personaje desde un primer momento. Una vez en Brasil los recibe Gilberto (Mike Amigorena), un extravagante gerente de Hotel con intenciones dispares. Allí conocen a una pareja de mujeres recién casadas y de golpe todo empieza a mezclarse y confundirse en esta comedia de enredos. Es, quizás, a partir de este momento, ya pasando la mitad de la película, donde la cosa empieza a ponerse más interesante tras un comienzo previsible y sin demasiado brillo.

Con buenas actuaciones de todo el elenco, desde los actores principales hasta los de reparto, la riqueza que aporta esta comedia termina siendo la incorporación del factor sorpresa en los últimos metros de esta carrera por divertir. Sumado un trasfondo vinculado a las nuevas composiciones de familias ensambladas y concepciones sobre el amor muy actuales. Un hecho digno de destacar, ya que es introducido con gran naturalidad dentro de la trama gracias a la performance de un elenco que sabe en que momento de la historia esta parado.

All Inclusive es una película moderna, con momentos de recuperación emotiva casi a modo de homenaje, pero sin los puntos altos necesarios para ser considerada algo más que una comedia pasatista. Si bien no habrá carcajadas, usted podrá sentir empatía por algunas de las situaciones planteadas dentro del guión que le roben una sonrisa. Pero hasta ahí nomas.

Comentarios