tras procedimientos de la PDI

14 profesionales detenidos por una megaestafa: “Era necesario que el hecho no quedara impune”

Hubo allanamientos en Rosario, Villa Cañás, Casilda, Cañada de Gómez, Buenos Aires, Armstrong, Las Rosas y Venado Tuerto.

Redacción Rosario Nuestro

jueves 18 de octubre, 2018

En el marco de una investigación por estafas millonarias, fueron detenidos catorce de profesionales, entre ellos, médicos, abogados y contadores. Los allanamientos se llevaron adelante este miércoles en la ciudad de Venado Tuerto, Villa Cañás, Armstrong, Rosario, Capital Federal, Las Rosas y  provincia de Buenos Aires.

Las redadas se llevaron a cabo por una serie de denuncias por un perjuicio económico superior a los mil millones de pesos que investiga el fiscal Matías Merlo de la Fiscalía Regional 3.Se trataría de una organización que se quedó con 32 inmuebles y mil hectáreas de campo en el sur de Santa Fe.

Uno de los casos detectados por la provincia se trata de un terreno de 2.600 metros cuadrados en Venado Tuerto que figuraba vendido por una persona que en realidad había fallecido en 1987.

“Todas las operaciones eran realizadas por un profesional de la ciudad (Venado Tuerto) con otros contactos abajo que hacían las operatorias, siempre con el mismo mecanismo”, explicó en rueda de prensa el fiscal Matías Merlo, de la Agencia Fiscal de Delitos Complejos del departamento General López.

El modus operandi era el habitual en estos casos: la banda buscaba titulares registrales difuntos, le falsificaban la firma y de esa forma vendían la propiedad a un tercero. Los investigadores notaron que en cada maniobra se repetían los nombres y comenzaron a seguir el rastro de la asociación ilícita. El jueves, los catorce detenidos tendrán su audiencia imputativa por ese delito, estafas y falsificación de documentos.

El fiscal encargado de la Agencia Fiscal de Delitos Complejos del departamento General López, Matías Merlo detalló que se trabajaba desde hace un años en los casos de estafa de manera separada y finalmente se determinó unificar en una sola causa la investigación.

“El trabajo conjunto de la Fiscalía y el PDI logró recabar pruebas y testimonio que permitieron determinar la posible figura de asociación ilícita. Todas las operaciones eran encabezadas por un profesional de la ciudad que a su vez tenía otro contacto abajo que repetían el mecanismo“, relató el funcionario del Ministerio Público de la Acusación (MPA).

“Esta no fue una típica organización criminal a la que todos estamos acostumbrados, sino algo mucho más sofisticados donde conviven abogados, escribanos, contadores, médicos, prestanombres. Y creo que es lo que tenemos que atacar, muchas veces el peso de la ley cae sobre los ladrones de bicicleta y no en este tipo de casos. Acá había una organización ilícita y criminal en el tiempo donde era necesario que el hecho no quedará impune”, agregó el secretario de Gestión Pública del Ministerio de Justicia de Santa Fe, Matías Figueroa Escauriza.

Comentarios