resonante caso

"¿Vos me ves un hijo de puta?": Estremecedora anécdota del Dios Punk a días de suicidarse tras ser escrachado por acoso

Un usuario de Twitter relató que se encontró con el rosarino antes de la drástica decisión. Estaba sumido en una profunda depresión, luego de ser acusado por una joven en las redes sociales.


Javier Messina, músico callejero conocido en las calles de Rosario como Dios Punk, se suicidó en noviembre de 2019 tras ser acusado por acoso sexual. El caso resonó en la ciudad y abrió el debate sobre los escraches públicos, mismo tema de discusión que se instaló en los últimos días luego de que una joven contara en Instagram que un taxista intentó secuestrarla en zona centro.

Las acusaciones de la joven contra el chofer de taxi terminaron en la Justicia, debido a que tanto la parte acusadora como el taxista señalado se presentaron en el edificio de la Fiscalía Regional Segunda para esclarecer el hecho. Mientras la Justicia avanza investigando el episodio, el nombre Dios Punk volvió a resonar, también a un año del trágico evento.

Un usuario de Twitter dio a conocer detalles sobre los últimos días del artista callejero, quien en octubre de 2018 fue víctima de una noticia falsa sobre un supuesto caso de acoso. La noticia circuló por WhatsApp y se generó una especie de paranoia sobre su nombre. Messina se ganaba la vida caminando las calles de la ciudad vendiendo revistas y haciendo changas, pero afirman que nunca pudo repararse psicológicamente de las acusaciones, además de no gozar una plena salud mental. Un año más tarde de la denuncia, tomó la trágica decisión de quitarse la vida.

"La última vez que lo vi unos días antes que tomé la decisión vino al negocio de al lado a hacer arreglar un ventilador, me cruzó y me contó que no tenía más revistas y que tenía que empezar una nueva historia", comenzó relatando el usuario al periodista Ignacio Russo. Y agregó: "¿Sabés qué preguntó?: 'Vos me ves un hijo de puta, ¿no?'".

"'¿Por qué?', le pregunté y su respuesta a mi pregunta: 'Por todo lo que se dice de mi'. Le dije que no por que se había comprobado que no que no me parecía justo lo que le estaba pasando. 'Bueno, gracias me estoy volviendo loco' respondió y se fue".

"Ni la mina ni los medios dieron la cara para pedirle perdón y él quedó como que se quitó la vida por otros problemas y no fue así, se quitó la vida por el escrache masivo y la condena social por algo que no existió", concluyó.

x
Paladini flotante