la región en llamas

Vivir entre balas: cuatro personas resultaron heridas de arma de fuego en distintos episodios

Dos de los hechos sucedieron en Rosario, otro en Villa Gobernador Gálvez y uno en Granadero Baigorria.


La violencia en Rosario y la región recrudeció en los últimos meses pese al aislamiento obligatorio dictado por la pandemia del coronaviurus, que se flexibilizó hace poco. En las últimas horas cuatro personas resultaron heridas de arma de fuego en distintos episodios. Dos de los hechos fueron perpetrados en Rosario, uno en Villa Gobernador Gálvez y otro en Granadero Baigorria. Las víctimas son tres hombres y una mujer.

El primer episodio sucedió el jueves por la noche en Mitre y Rueda, en las inmediaciones del Centro de Justicia Penal de Rosario. Una mujer de 32 años recibió un disparo en un pie, de acuerdo a algunas versiones, en medio de un tiroteo entre la policía y delincuentes. En el lugar se hallaron varias vainas servidas calibre 9 milímetros. Intervino el fiscal Cabrera y personal de la Agencia de Investigaciones (AIC).

El segundo suceso ocurrió en la zona noroeste de la ciudad cuando dos hombres pasaron en moto por un kiosco de Bielsa al 6400 y dispararon a mansalva. Una de las balas impactó en una de las piernas de un hombre de 39 años que se encontraba en el lugar, quien se trasladó por sus propios medios al hospital Centenario. Está fuera de peligro y fue dado de alta. Se desconocen los motivos del ataque.

En tanto, el tercer hecho fue perpetrado en una casa ubicada en calle Cafferata al 2700, en Villa Gobernador Gálvez. Un hombre de 42 años se encontraba en su vivienda cuando fue sorprendido por otro que le dio tres tiros en una pierna. Dijo desconocer al agresor. Actuó personal de la Comisaría 26°.

El último ataque sucedió en Granadaero Baigorria con una modalidad similar al anterior. Un hombre de 40 años estaba en la calle cuando fue abordado violentamente por un muchacho que le disparó en la cabeza y en una pierna. Ante las autoridades manifestó conocer al atacante. Fue trasladado al hospital Alberdi, donde evoluciona favorablemente.

Algunos de los violentos episodios por el modus operandi parecen estar ligados a disputas vinculadas al territorio por narcomenudeo, una problemática cada vez más presente en las calles de la región. De todos modos, los cuatro se encuentran bajo investigación.