PRIMER RITO

Viernes Santo en la basílica de San Pedro: el Papa Francisco rezó postrado


El Papa Francisco rezó postrado en una celebración intensa en el marco del Viernes Santo en la basílica San Pedro. El Sumo Pontífice luego partió al Coliseo para el tradicional Vía Crucis de las 14 estaciones del Calvario.

La ceremonia duró una hora y 45 minutos. El Papa fue vestido con los paramentos rojos y apoyó su cabeza apoyada en un cojín en uno de los actos más intímos con Jesús. Los fieles y otros sacerdotes presentes acompañaron a Bergoglio de rodillas.

De esta forma, Francisco dio inició al primer rito de esta jornada que culmina con el Vía Crucis. Para el cristianismo, el Viernes Santo evoca la muerte de Jesús en la cruz, tras ser capturado en Jerusalén después de la Última Cena.

Luego de la oración universal, la segunda parte de la ceremonia fue dedicada a la adoración de la cruz, llevada en procesión. El Papa besó el crucifico y luego fue seguido por otros religiosos y laicos.

Video: