Videollamada: nueva modalidad de atención


El aislamiento social, preventivo y obligatorio obligó a los especialistas a buscar otras formas de brindar sus servicios. En este contexto la videollamada por watsapp o Skype cobró un gran protagonismo al punto que nutricionistas, psicólogos, psiquiatras, dermatólogos comenzaron a trabajar por este medio.

Ahora bién, ¿es lo mismo que la atención presencial?

La videollamada en el tratamiento psicológico

La licenciada en psicología y especialista en Psicoanálisis Mercedes Mazzeo explica que “estamos en un momento donde todo se ha alterado, el cuerpo está asediado por peligros. El aislamiento que provoca una alteración del espacio y del tiempo. Por eso, en todo este entorno, surgió el ciberanálisis”.

La contigencia de la pandemia impacta en todos los sujetos de diferente manera. Creo que es una responsabilidad de los profesionales de la salud dar una respuesta ante esto: yo continuo brindando mi atención a través de Skype o zoom y lo que observo es que la mayoría de los pacientes ha aceptado esta propuesta excepto los mayores que han tenido una mayor resistencia”.

Yo pienso que es un momento que más se necesita el tratamiento. En algunos pacientes aparecen ataques de pánico, trastornos de sueño, problemas de pareja o los que están solos recrudecen sus temores de modo que tenemos que ver los profesionales de la salud de qué manera actuar ante esto”.

En mi experiencia observo que los tratamientos han continuado y en muchos de ellos se han profundizado y se han producido efectos que no sucedían de manera presencial”.

Algunos especialistas cuestionan la ausencia de la presencia del cuerpo y sostienen que no es lo mismo. Pero, para que exista tratamiento lo más importante es la demanda del paciente con una duda y se dirige a un analista al que le supone un saber respecto a su cura. Puedo depositar mi palabra en ese otro que sé que me escucha para poder luego intervenir y ayudarme en ese padecimiento. Es decir, desde mi lugar creo que lo esencial es que exista la transferencia, una palabra y la escucha”.

La terapia virtual es posible. No es lo mismo que la forma presencial pero en este momento que es tan necesario el compartir con otro, hay mucha frustración, ansiedad, aislamiento, es necesario más que nunca que continúen los tratamientos”.

Además, tenemos que aprovechar los recursos que nos ofrece la tecnología” agrega.

Las limitaciones en un tratamiento psiquiátrico

Por su parte, la doctora Liliana Enríquez especialista en Psiquiatría y Psicología médica afirma que “la atención por videollamada es un recurso que sirve en este caso de pandemia o si el paciente está muy lejos para las entrevistas de índole psicológico”.

Yo creo que es más útil en los pacientes que ya tienen establecida una transferencia con el especialista. Cuando eso sucede no hay mucha diferencia con la entrevista presencial pero el paciente no tiene que ser nuevo para el terapeuta porque en esos casos es más difícil tener una consulta por videollamada exitosa”.

En mi experiencia personal con los pacientes de muchos años no veo mucha diferencia. En el caso de pacientes nuevos creo que se complica porque puede ser un paciente con paranoia o fóbico y no se animan a hacer la consulta por este medio”.

Yo diría que es un recurso laboral o cuando el terapeuta se encuentra distante de un paciente conocido. En épocas de pandemia o de viajes es un recurso útil y a mi criterio beneficia más a los terapeutas que a los pacientes. Yo sigo optando por el encuentro presencial en el que se pueden observar otras cosas como cambios de humor o facies del paciente” agrega.

Consultas on line y otras especialidades

En el caso de la nutrición “Son iguales que las consultas presenciales. La única diferencia es que las medidas y el peso los toma el paciente y el plan alimentario más las recetas se envían por email” explica la licenciada Soledad Fernández Túnes.

La forma de pago se realiza por transferencia bancaria y puede hacer la consulta cualquier persona que desee mejorar su alimentación” detalla.

En el caso de los acompañamientos terapeúticos también se ha utilizado este recurso con el fin de mantener la continuidad de los vínculos. Sin embargo, los acompañantes refieren que es más dificultoso porque según las características de los pacientes hay actividades que no pueden realizarse.

La pandemia llevó a los especialistas a adaptarse a los recursos disponibles y la videollamada ha sido una de las herramientas más valiosas para afrontar este proceso. Un recurso que sin dudas se volvió más aprovechable.