Mediante un comunicado

Vendedores ambulantes solicitan una reunión con Javkin

Es para gestionar 2.500 habilitaciones. El titular de la delegación local del gremio aseguró que el trabajo informal creció un 250 por ciento en Rosario "debido a la crisis"


Desde la delegación local del sindicato de vendedores ambulantes (Sivara) solicitaron una reunión con el intendente electo, Pablo Javkin, para pedirle la regularización de quienes trabajan en las calles de la ciudad a través de nuevos permisos municipales ante la inminente crisis económica que generó un incrementó en la actividad informal.

En Rosario hay cerca de 700 vendedores ambulantes habilitados y otros 2.500 están a la espera de un permiso para trabajar en la calle legalmente, según indicó el secretario general de Sivara Rosario, Beto Ribadero.

"Pretendemos colaborar y pasar de la informalidad a la formalidad a muchos trabajadores", sentenció Ribadero, y destacó que hay ferias organizadas por la Municipalidad que se desempeñan "en situación precaria, es decir, no se cumplen normas de seguridad y leyes laborales como por ejemplo que los feriantes entren en categoría de monotributo".

Según los datos brindados por el gremio la actividad informal se acrecentó notablemente y llegó a la cifra de un 250 por ciento. La propuesta de la entidad sindical para dar una respuesta a esta situación es una nueva ordenanza que regule la venta callejera. "Estamos en un escenario nuevo que surge en respuesta a la crisis económica y necesitamos un marco regulatorio actualizado para la actividad", remarcó.

"Somos un gremio en crecimiento y queremos trabajar junto al Ejecutivo municipal y fundamentalmente con los trabajadores para mejorar esta digna actividad que muchos realizan para generar sus recursos y vivir en dignidad", concluyó Beto Ribadero.

 

x
Paladini flotante