Várices y arañitas: tratamientos actuales


En general pocas medidas son efectivas para prevenir la aparición de nuevas várices. Estas tienen un fuerte componente de carácter genético, y se expresan frecuentemente en descendientes de progenitores con várices” explica el doctor Federico Agoff, Director del Instituto Argentino de Flebología.

Los aumentos importantes de peso, y los embarazos múltiples son algunos de los factores de riesgo más relevantes para la aparición de várices”.

Mantenerse en un peso adecuado, usar medias de compresión graduada y suprimir el uso de anticonceptivos orales si es posible, son alternativas eficaces para disminuir la progresión de esta patología” agrega.

Con respecto a la Celulitis el doctor sostiene que “si bien tanto la celulitis como las várices son trastornos de la microcirculación no guardan relación directa”.

Factores desencadenantes

  • Edad: a mayor edad aumenta el riesgo de tener más várices.
  • Aumento importante de peso.
  • Embarazos múltiples.
  • Anticonceptivos orales.
  • Permanecer demasiado tiempo sentado o de pie.
  • Trabajar en ambientes muy calurosos.

¿Cuándo consultar al flebólogo?

Debemos acudir al flebólogo cuando existe un problema estético, como la aparición de pequeñas várices o arañitas, o problemas funcionales más avanzados, como el desarrollo de grandes venas o la presencia de úlceras en tobillos. También para evaluar numerosos padecimientos en las piernas, como dolores, pesadez, hinchazón o descartar y tratar la presencia de coágulos en algunos segmentos venosos” agrega Agoff.

El eco Doppler: una herramienta para detectar las várices

El eco Doppler es una ecografía de las venas, a la que se le agrega una evaluación de su flujo: “Otorga información anatómica y funcional con respecto al estado de las venas. Debido a que existe una gran variación anatómica entre individuos, y que las causas que generan la presencia de várices son muy numerosas, el estudio nos permite  diagnosticar los segmentos venosos insuficientes y hacer un mapeo venoso, para tratar adecuadamente cada caso”.

También nos permite evaluar la presencia de trombos (coágulos) dentro de las venas en numerosas circunstancias” detalla el doctor.

 

Tratamientos que marcan tendencia

Podemos dividirlos en dos grupos, según el tamaño de las venas a tratar.

Para tratar venas de gran calibre, tanto las safenas internas como las externas, se realizan tratamientos con láser endovascular o radiofrecuencia endovascular. Los dos son similares en cuanto a resultados. Estos se complementan con microcirugía de las ramas más pequeñas, en el mismo acto quirúrgico. Por normativas, debido a cuestiones de higiene y seguridad, estos procedimientos se realizan en quirófano”.

En época de pandemia, para evitar contagios sanatoriales, una alternativa eficaz es tratar las venas con espuma.

“Este procedimiento se realiza en consultorio bajo guía ecográfica. Este es un procedimiento muy simple, seguro, ambulatorio, con iguales resultados alejados a una cirugía, aunque en algunos casos, pueden quedar algunas manchas en la piel secundario al uso del fármaco esclerosante. De esta manera, el resultado estético puede ser un poco inferior a una cirugía, aunque la eficacia es muy similar”.

Para tratar venas pequeñas, existen dos alternativas: el tratamiento esclerosante clásico que se realiza en todos los consultorios de flebología desde hace más de 100 años, y el tratamiento con láser transdérmico. Este último es un tratamiento de nicho, que se realiza en muy pocos centros especializados a nivel mundial.

Para tratar poca cantidad de arañitas, con el tratamiento esclerosante suele ser suficiente.

El láser transdérmico se aplica en aquellos pacientes con una gran cantidad de venas a tratar, cuando se extienden a los tobillos, cuando el tratamiento esclerosante fracasó o se generaron complicaciones posterior a este tratamiento. También en pacientes con alergia a los fármacos esclerosantes o quienes padecen trombofilia”

Si bien el costo es mayor por el uso de aparatología compleja, los resultados suelen ser superiores. Nos permite tratar toda la circunferencia de ambos muslos y piernas en cada sesión, sin límites de disparos, en pocas sesiones, con tasas de remisión y nivel de satisfacción de los pacientes muy altos” concluye el doctor.

x
Paladini flotante