POP HOUSE

Valdes regresa a Rosario acompañando a Louta

En la previa de su show de este sábado, el vocalista de la banda cordobesa dialogó con Rosario Nuestro.

Por Tatiana Pace

miércoles 18 de abril, 2018

La banda cordobesa Valdes regresa a Rosario acompañando a Jaime James, más conocido como Louta. La Sala de las Artes será el escenario que los recibirá este sábado a las 21. La presentación doble forma parte de una escena que se viene gestando hace un par de años y que se denomina “nueva generación”, según contó el cantante Pancho Valdes.

En la tarde cordobesa y antes de arribar a las calles rosarinas, el integrante de Valdes se hizo un tiempo para compartir detalles del show. Pancho integra el dúo con su hermano Edu, y juntos deleitan a sus seguidores con pop/house. Presienten que va a ser un lindo recital el de este sábado. Además compartirlo con Louta es una grata experiencia para el doblete, una especie de alianza. “Hay buena onda, nos respetamos mutuamente” dice y explica que la propuesta de pisar escenario con otras bandas se viene dando en muchas ciudades.

A primera vista, sorprende que los hermanos cordobeses se dediquen a otro género musical que no sea el que más destaca a su provincia. “En Córdoba reina el cuarteto”, comenta Pacho y explica que “está bueno generar otra rama de la música popular”, aunque no sea fácil competir con este monopolio. Sin embargo, “cada uno va generando su espacio, su público y con mucho laburo y esfuerzo poder vivir de la música”.

El show de música Pop House busca que el público “entre en una especie de trance primitivo del baile”, cuenta el vocalista. Además de transmitir sentimientos reales para conectarse con la danza. En esta ocasión, Valdez se presentará en formato dúo, pero también suelen hacerlo como “banda completa”, acompañados de un bajista y un baterista. De cualquier manera, el publico siempre los recibe bien y gusta de su música: “De a poquito sentimos que vamos creciendo, a paso lento pero seguros”.

Antes de culminar con su charla, Pancho definió como “un desafío que está bueno” compartir su vocación con su hermano. “Hay pro y contras” y los mismos se funcionan en un mismo punto. “Al ser hermanos si tenemos una discusión, nos arreglamos rápido porque somos hermanos” pero esto también hace que discutan más. Sin embargo, “la conexión es otra, es buenísima y hasta los timbres y voces se pegan muchísimo mas” por esta relación.

Comentarios