En Tailandia

Una turista argentina murió durante un “bautismo” de buceo

La joven de 39 años se perdió en el mar, fue rescatada, pero falleció luego de haber estado internada cuatro días.

Por Rosario Nuestro Redes

miércoles 9 de enero, 2019

Rocío Leticia Gómez había viajado con amigos a Tailandia para sus vacaciones, había elegido a la escuela “Pura Vida Diving” para aprender a bucear en el mar. Tenía 39 años y falleció durante una excursión en la isla de Koh Tao, un destino de buceo low cost, situada en la costa este del golfo.

Phiyapong Boonkaew, el jefe de la policía de la isla tailandesa Koh Tao, informó este miércoles que se están “investigando las circunstancias” del accidente que ocasionó la muerte de la turista argentina.

Según las primeras informaciones, el pasado 17 de diciembre Rocio Gómez sufrió un accidente mientras participaba de una excursión de buceo en su primer día de instrucción.

Fuentes de esta empresa describieron que la víctima se extravió en una inmersión junto con otro principiante, una buceadora con experiencia y el instructor. Los allegados a víctima afirman que hubo negligencia de la personas que estaba a cargo de la excursión.

Al parecer y según afirman quienes estuvieron en la embarcación, Rocío Gómez tuvo algunos problemas con la máscara y el instructor tuvo que ascender a la superficie junto con ella para solucionar el inconveniente. Luego de eso, la inmersión continuó pero por alguna razón que se desconoce hasta el momento, la mujer desapareció de la vista del instructor.

Fue otro buceador quien desde la superficie finalmente divisó a la turista argentina sin el regulador para respirar en la boca y a unos siete metros de profundidad. Tras emergerla, le realizaron las tareas de reanimación y primeros auxilios otros dos turistas que eran médicos.

Según relatan quienes estaban con ella en la embarcación, la mujer sufrió tres ataques cardíacos y convulsiones durante el trayecto a tierra firme. El miércoles 19 fue trasladada en avión sanitario a Bangkok donde al día siguiente fue declarada en estado de muerte cerebral. Rocío Gómez finalmente murió el 21 de diciembre.

Desde la Cancillería se pusieron en contacto con la familia de Rocío, la que no estaría interesada en que se lleva a cabo ningún tipo de investigación. Decisión contraria a la de los amigo de la mujer, quienes buscan Justicia y motorizan la investigación en el país del sudeste asiático.

Comentarios