POLICIALES

Una pericia indicó que el jubilado Ríos le disparó "a más de 50 centímetros" al delincuente muerto

Se trata de una investigación realizada sobre la ropa que vestía el asaltante fallecido Franco Martín Moreyra en Quilmes.


Un peritaje balístico determinó que Jorge Ríos, el herrero jubilado que mató a uno de los cinco delincuentes que lo asaltó en su casa de Quilmes en julio pasado, disparó "a una distancia superior a los 50 centímetros", y para la defensa ese estudio refuerza la hipótesis de que la víctima actuó en legítima defensa.

Se trata de un peritaje realizado sobre la ropa que vestía el asaltante fallecido Franco Martín Moreyra (26), alias "Piolo", el cual fue realizado por el Instituto de Ciencias Forenses de Lomas de Zamora e incorporado al expediente que tiene a Ríos como imputado sin prisión preventiva como autor del delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”.

Según el peritaje, los disparos efectuados por el jubilado se efectuaron "a una distancia superior a los 50 centímetros", y que en las prendas analizadas "no se observaron restos de pólvora, ahumamiento o quemaduras" producidas por un arma de fuego.

El estudio fue realizado sobre un pantalón de jeans azul, una bufanda, dos remeras deportivas, dos camperas y un par de zapatillas pertenecientes que llevaba puestas Moreyra al momento del hecho.

Este peritaje solicitado por el fiscal a cargo del caso, Ariel Rivas, tenía como finalidad la "búsqueda de residuos de pólvora y efectos balísticos. En particular, tatuaje y ahumamiento, distancia de disparo, restos de disparo y cualquier otro dato de interés que surja a criterio del perito".

Fernando Soto, abogado de Ríos, aseguró que tras el resultado del análisis "no hay dudas de que se trató de una legítima defensa".

"Este resultado, unido al de la autopsia, nos da la prueba de que los disparos no fueron producidos en el lugar donde fue hallado el cuerpo (de Moreyra)", señaló el letrado.