Nueva familia

Una cordobesa podrá adoptar a las tres hermanas santafesinas

La futura mamá es comerciante, vive sola y se encuentra en pareja con otra mujer que también es madre adoptiva.

Por Rosario Nuestro Redes

sábado 7 de julio, 2018

Tres hermanas santafesinas de 9, 13 y 15 años, que habían pedido no ser separadas, serán adoptadas por una cordobesa de 40 años. La mujer fue seleccionada entre 266 postulaciones en una convocatoria que se hizo a través de Internet.

Más de 120 inscriptos en las primeras seis horas para adoptar a tres hermanas

Según informó el Ministerio de Justicia de Santa Fe, las menores habían sido separadas de sus padres por sufrir violencia familiar y llevaban dos años alojadas en una institución de acogida. “Queremos estar las tres juntas”, pidieron cuando se lanzó la convocatoria.

Según trascendió, la futura mamá vive en una pequeña localidad cordobesa. Está en pareja con otra mujer pero no conviven, vive sola. Por su profesión, cuenta con muchos antecedentes de trabajos solidarios con chicos en situación de vulnerabilidad en distintas provincias del país.

Desde Gestión Pública de Santa Fe, explicaron que la selección se hizo entre 133 matrimonios, 33 parejas en unión convivencial, 66 personas solteras, 21 divorciadas, siete separadas y cinco viudas. Ningún estado civil ni condición u orientación sexual resultó excluyente.

Quedaron seis preseleccionados con chances de adoptar. La mujer cordobesa fue elegida porque, entre otros valores, mostró una inusual “solidez emocional y convicción”, según la descripción que hizo el juez.

El lunes se realizó el primer contacto entre las hermanas y esta mujer en un “espacio lúdico” de San Lorenzo. Los encuentros se repetirán durante los próximos meses. En caso de que el vínculo avance de manera satisfactoria, se le otorgará la guarda y en un tiempo no mayor a los seis meses podrá formalizar la adopción.

Vulnerabilidad

La mujer seleccionada aseguró haber participado de “varias situaciones de contacto con chicos en condición de vulnerabilidad”, por lo que había viajado a otras provincias, e incluso contó que se había inscripto para adoptar antes incluso de saber que no podría engendrar biológicamente.

Los psicólogos y trabajadores sociales del Ruaga y del área de Niñez provincial se llevaron la mejor impresión del primer encuentro entre la comerciante y las niñas. “Todo estuvo muy bien, la verdad es que fue muy positivo: de entrada se mostraron amor mutuo”, detallaron.

El juez adelantó que al término de la feria judicial de invierno se tramitará la guarda preadoptiva y en un plazo no mayor a seis meses, si todo va bien, podrá gestionarse la adopción plena.

 

Comentarios