discriminación en la costa

Un rosarino denunció que prohibieron la entrada a la playa por ser gay y besarse con su pareja

Ocurrió en el balneario Ocean Club de Mar del Plata. El protagonista dialogó con este medio.


Un rosarino denunció en las últimas horas que le prohibieron la entrada a un balneario en la costa por ser gay y tras haberse besado con su pareja. El hecho ocurrió en el parador Ocean Club de Mar del Plata. El protagonista filmó el momento con su teléfono celular y lo subió a las redes sociales, donde rápidamente se viralizó.

Gustavo Posati fue el pasado 4 de enero fue a una playa con su pareja, Mariano. El joven  relató a Rosario Nuestro como sucedieron los hechos: “Tenemos un amigo y su papá que es socio de Ocean Club, un club social de gente de la alta sociedad de esa ciudad. Él alquilaba una sombrilla en dicha playa y estuvimos de diez toda la tarde”.

Luego contó que al día siguiente quisieron ir nuevamente al club de playa, pero les prohibieron la entrada diciendo que algunos socios no se habían sentido cómodos con su presencia. Incluso adujeron que los jóvenes habían estado haciendo obscenidades, cosa que no fue así, indicó Posati.

El joven rosarino que desde hace un año y medio vive en Capital Federal, convive con su pareja desde hace mucho tiempo y la denuncia le parece fuera de lugar. “Ambos somos grandes, profesionales y sabemos ubicarnos, no vamos a estar haciendo cualquier cosa”, señaló.

“Es un lugar de gente tradicional y nos dicen que no podemos entrar y nuestro amigo que es el hijo del socio dijo que quería hacerse escuchar, pero que después hubo una asamblea de socios y también le prohibieron la entrabada a él y su padre”, apuntó el muchacho.

A su vez, explicó que posteriormente quien no los dejó ingresar fue un empleado del balneario que, según afirmó, “tenía órdenes superiores de no dejarlos pasar”. En ese sentido, agregó: “Mi amigo nos dijo que íbamos a pasar igual”, es por eso que se desató el conflicto que quedó reflejado en dos videos.

"Nos dijeron que esto era un lugar familiar y que ese era el motivo. Después se acerca un tipo que se identificó con el gerente y nos dice que él no sabía qué había pasado y que no hubo discriminación, pero resaltó que al día siguiente se iba a votar para ver quién puede pertenecer o no al club. Por supuesto que al padre de mi amigo no lo dejaron entrar más”, agregó al finalizar.

 

 

x
Paladini flotante