En la ciudad de Santa Fe

Un niño fue atacado por un pitbull y deberán realizarle una cirugía de reconstrucción


Un niño de siete años fue mordido ferozmente por un pitbull en la ciudad de Santa Fe a tal punto que deberá ser sometido a una cirugía de reconstrucción en la zona afectada.

Según el sitio LT10, el hecho se registró el último sábado en Peñaloza al 10.000. Máximo salía de jugar un torneo de fútbol con un par de amigos, acompañado de algunas madres. Mientras esperaban que uno de los padres los pase a buscar por el lugar, los niños comenzaron a jugar en la vereda.

En un momento, Máximo fue alcanzado por un pitbull que asomó su cabeza en un pequeño espacio entre una reja y una pared. “Lo agarró con los colmillos y dientes de adelante”, relató Yoana, una testigo.

La mujer precisó que el perro lo sujetó en la parte de abajo de uno de los glúteos. “En ese momento sale el dueño (del perro), lo agarra de las patas y de los testículos; yo le pegaba y la mamá le intentaba abrir la boca, pero no lo soltaba”, manifestó.

Estiman que el pitbull sujetó a Máximo durante 20 segundos. “La mamá se descompensó. Le tapé la herida y un papá que venía del club nos levanta y nos lleva al hospital Iturraspe”, dijo.

En el nosocomio señalaron que seguramente el pequeño necesitará de una cirugía plástica para reconstruirle la zona dañada debido a la profundidad de la herida.

“Fue todo en cuestión de segundos. Cómo íbamos a imaginar que el perro iba a sacar por ahí el ocico”, se preguntó Yoana. Y agregó que el menor se encuentra dolorido pero que se recupera acompañado por su familia y amigos.