Un millón y medio de estadounidenses pidieron subsidio por desempleo

Las cifras muestran solo una mejora gradual de los despidos relacionados con la pandemia, incluso a medida que los estados reabren más sus economías, según informo la agencia Bloomberg.


Las solicitudes de beneficios por desempleo en Estados Unidos fueron presentadas durante la última semana por 1,51 millones de trabajadores, lo que significó 58.000 pedidos menos que en el período anterior, informó este jueves el Departamento de Trabajo (DOT por sus siglas en inglés).

Las cifras muestran solo una mejora gradual de los despidos relacionados con la pandemia, incluso a medida que los estados reabren más sus economías, según informo la agencia Bloomberg.

Las solicitudes iniciales de desempleo para los programas estatales regulares totalizaron 1,51 millones en la semana que terminó el 13 de junio, ligeramente por debajo de los 1,57 millones revisados ​​al alza en el período anterior, según el informe oficial.

La caída semanal de 58,000 fue la menor desde que los reclamos comenzaron a retirarse a principios de abril.

El total de estadounidenses que reclaman beneficios de desempleo en curso en los programas estatales, disminuyeron a 20,5 millones en la semana que finalizó el 6 de junio, en comparación con una proyección media de 19,9 millones.

Las solicitudes de desempleo en Estados Unidos disminuyeron la semana pasada, pero aún son más altas de lo previsto

Un informe mostró la actividad manufacturera en la región de Filadelfia se expandió inesperadamente en junio. El índice de actividad comercial general de la Reserva Federal de Filadelfia se elevó a 27,5 desde menos 43,1 un mes antes, a medida que los pedidos y las ventas repuntaron. La oscilación de 70.6 puntos fue la más grande en los registros de 1968.

Según varias métricas, la economía se ha recuperado a un ritmo más rápido de lo que muchos anticiparon. Las nóminas en las empresas aumentaron en varios millones en mayo y el gasto de los consumidores en automóviles, comidas en restaurantes y otros rubros aumentó el mes pasado, superando las expectativas a medida que los estados aflojaron las restricciones.

Sin embargo, los datos de solicitudes de desempleo siguen siendo un problema que muestra la rotación y la volatilidad en un mercado laboral que inició 2020 de forma sólida.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo esta semana a los legisladores que "esperamos ver a un gran número de personas que vuelvan a trabajar durante este segundo período, llámenlo la recuperación o el comienzo de la recuperación".

Dado el aumento sin precedentes de reclamos en los últimos meses, muchos economistas miran las cifras ajustadas no estacionalmente para una lectura más precisa de los reclamos.

Los reclamos continuos no ajustados en realidad aumentaron en casi 26,000 a 18.7 millones, impulsados ​​por un salto de casi un cuarto de millón en California desde la semana anterior.

Los reclamos iniciales no ajustados cayeron en más de 128,000 la semana pasada.

Además de California, los reclamos continuos no ajustados aumentaron casi 110.000 en Texas y Oregón, donde se registraron más de 144.000 pedidos.

En la semana que finalizó el 13 de junio, los estados informaron 760.526 reclamos iniciales para la Asistencia de desempleo pandémico, el programa federal que extiende los beneficios de desempleo a aquellos que generalmente no son elegibles, como los autónomos.