PANDEMIA

Un micro colmado de extranjeros violó la cuarentena y transitó más de 1500 kilómetros de rutas argentinas

La travesía comenzó en San Salvador de Jujuy y terminó en el partido bonaerense de Saavedra, cuando fueron interceptados en la Panamericana. Había ciudadanos peruanos, venezolanos, brasileños y colombianos.


Un micro con 62 pasajeros a bordo, en su mayoría ciudadanos peruanos, venezolanos, brasileños y colombianos, fue detenido este jueves por la tarde cuando circulaba por la avenida General Paz, en el barrio porteño de Saavedra, a pesar de que se encuentra en vigencia el decreto de aislamiento preventivo y obligatorio por el coronavirus, informaron fuentes policiales y oficiales.

El micro, que había partido de la ciudad de San Salvador de Jujuy, fue detenido por personal de la Policía de la Ciudad en el marco de un fuerte operativo de control en el cual participó personal del SAME y de Migraciones, como así también autoridades judiciales, que ahora analizan si los pasajeros se dirigían a las embajadas de sus respectivos países para poder regresar a sus casas.

El director del SAME, Alberto Crescenti, aseguró que en el operativo se activó el protocolo dispuesto en el marco de la pandemia y se detectó que uno de los pasajeros que tenía fiebre por lo que fue derivado a un hospital.

A pedido de la secretaria de Seguridad porteña, también se dirigían hacia allí agentes de la Dirección Nacional de Migraciones para verificar el estatus migratorio de todos los demorados, indicaron a Télam fuentes oficiales.

"Estamos haciendo un procedimiento en un operativo en un ingreso a la Capital, un micro proveniente del norte, estábamos haciendo la trazabilidad con fuerzas federales y lo detuvimos en la General Paz"; el secretario de Justicia y Seguridad, Marcelo D'Alessandro en lugar del procedimiento.

El funcionario porteño indicó además que a partir de la detención del micro se inició una investigación que está a cargo del juez federal porteño Julián Ercolini y que habrá que esperar los avances de ese expediente para clarificar cuál es la situación "sanitaria y de documentación" de cada pasajero.

Se trata de un micro que llevaba pasajeros originarios de Perú, Venezuela, Brasil y Colombia y que salió ayer a la mañana de La Quiaca y que circulaba con una autorización para circular del Pablo Palomares, secretario de integración regional de Jujuy, según fuentes oficiales.

De acuerdo a la autorización que portaban, el micro tenía como destino las Embajadas de Perú, Bolivia, Venezuela y de Brasil, como así también la estación de micros de Retiro, porque aparentemente pretendían regresar a sus países de origen.

Sin embargo, el miércoles, las organizaciones Andhes, Caref y el CELS habían denunciado que los pasajeros del micro habían sido subidos al micro de forma compulsiva por el gobierno de Jujuy y presentaron un habeas corpus ante la justicia federal de esa provincia que fue rechazado en primera instancia.

"Estas personas habían ingresado a la Argentina para radicarse aquí o habían llegado hasta La Quiaca para abandonar el país, justo antes de que las fronteras fueran cerradas", sostuvieron esas organizaciones a través de un comunicado.

"Entre las sesenta personas hay personas solas y familias con niñes, que se encontraban en La Quiaca y San Salvador de Jujuy desde mediados de marzo. Esta mañana (por ayer) fueron subidas a un micro de larga distancia sin informales con precisión hacia dónde se dirigían", remarcaron.

Además, destacaron que entre las personas trasladadas había algunas con "necesidades de protección internacional", razón por la que ingresaron al país durante marzo con la intención de radicarse en alguna provincia.

También indicaron que casi 40 de ellas se encontraban hospedadas en alojamientos y comedores comunitarios de La Quiaca, y cumplieron con las medidas de aislamiento social, obligatorio y preventivo establecidas por el Poder Ejecutivo Nacional, como consecuencia del COVID19.