córdoba

Un hombre mató a su esposa y a su suegra a puñaladas y luego se suicidó al volante

Por motivos que se desconocen se generó una fuerte discusión entre la pareja en la que intentó mediar la suegra. Allegados a las víctimas se mostraron sorprendidos y no se explicaban qué había sucedido.

Redacción Rosario Nuestro

domingo 21 de abril, 2019

Un hombre asesinó a puñaladas a su esposa y a su suegra y luego se mató al chocar intencionalmente su camioneta contra un puente, en un dramático hecho ocurrido en el interior de la provincia de Córdoba.

El doble homicida fue identificado como Germán Presbiterio, de 41 años, mientras que las víctimas son Verónica Rearte, de 34, y su madre Cristina Reinoso, de 54.

Ambas mujeres fueron asesinadas a puñaladas en una vivienda ubicada en la calle Constitución 661, de barrio Parque, en la localidad de Almafuerte, ubicada en la región central de la provincia.

De acuerdo con información policial citada por Cadena 3, el hermano del asesino avisó a la Policía que había recibido un llamado telefónico “informándole que se había mandado un cagada y que fuera a buscar su hijo a la cancha”.

El homicida abordó una camioneta Chevrolet blanca y se alejó de Almafuerte, hasta que “en el puente que une la autovía -ex ruta nacional 36- colisiona la camioneta contra una columna”, de acuerdo con la información policial.

Allegados a las víctimas se mostraron sorprendidos y no se explicaban qué había sucedido para que el hombre tomara una decisión tan drástica, teniendo en cuenta que no registraba ningún tipo de antecedentes ni denuncias de violencia familiar.

De acuerdo con voceros judiciales citados por el portal de La Voz, la pareja se encontraba recientemente separada y al caer la tarde del sábado el hombre acudió al hogar ubicado en un barrio popular de Almafuerte previo pasar a buscar al hijo de ambos, de 15 años, por una cancha a la que había ido a jugar al fútbol.

En la casa, cerca de las 17, por motivos que se desconocen se generó una fuerte discusión entre la pareja en la que intentó mediar la suegra.

En ese marco, el sujeto tomó una cuchilla y atacó en numerosas oportunidades a su esposa y a la madre de ésta, quienes cayeron al piso en un charco de sangre.

Tras el sangriento desenlace de la discusión, el femicida salió de la casa de las víctimas a la carrera y se fue en su vehículo a alta velocidad.

En el trayecto comenzó a enviar mensajes de WhatsApp a sus familiares explicándoles lo que había sucedido.

Según pudo establecer la policía, la camioneta salió de la ciudad y se dirigió rumbo a la localidad de Berrotarán, hasta que se incrustó en un puente, en una maniobra deliberada de su conductor.

 

Comentarios