Violencia

Un hombre atropelló y mató a su hermana para "darle una lección"

El acusado, que fue detenido y acusado de homicidio por el brutal caso de transodio.


María Paola Gaglione, una joven napolitana de 18 años, fue atropellada y asesinada por su hermano en un caso de transodio que sacude Italia. Según confesó luego Michele Gaglione a la policía, el motivo que lo llevó a atacar a su hermana fue que mantenía una relación con un chico trans, Ciro Migliore.

Según indicó el diario Corriere della Sera, María Paola andaba en moto junto a su novio cuando Michele la embistió con otro rodado. María Paola impactó contra una valla y una tubería y murió en el acto.

En vez de ayudarla, el hombre de 30 años se tiró encima de su pareja, que también resultó herida en el choque, y le dio una paliza. “No quería matar a nadie, sino darle una lección a mi hermana y sobre todo al que ‘contagió’ a mi hermana, que siempre ha sido ‘normal’”, declaró Gaglione tras ser detenido y acusado de asesinato no intencional.

El Corriere della Sera indicó que la familia no aceptaba la relación de María Paola y Ciro e intentó ocultar el ataque. “Michele había salido a convencer a su hermana María Paola de que se fuera a casa pero no la embistió, fue un accidente”, indicaron en un primer momento sus familiares a través del párroco Don Maurizio Patriciello.

Pero esta versión fue inmediatamente desmentida por la madre de Ciro, que acusó a Michele de haber cometido deliberadamente un asesinato porque no podía soportar que su hermana estuviera saliendo con un hombre trans. "Los chicos se aceptan a sí mismos como vienen. Paola descansa en paz”, escribió en las redes.

Ciro habló luego con los medios italianos desde el hospital de Acerra, donde fue internado por las heridas que sufrió en el ataque. “Solo puedo decir que hemos ganado. Aunque ya no estamos juntos, le ganamos a todos, especialmente a su familia, porque no querían. Para ellos yo no era un chico”, dijo Migliore, según el diario Il Mattino.

En diálogo con el canal TV8, el joven habló de lo que significaba Paola en su vida: “Fue mi primer amor, la conocí a los 15. Se necesita mucho coraje para amar. Intentamos explicar nuestra relación a la familia, pero para ellos éramos dos mujeres y no deberíamos haber estado juntos. Mi madre, en cambio, no, había aceptado poco a poco a Paola”.