24°
miercoles 17 de abril del 2024

Un día muy especial para los canallas

Cada 19 de diciembre tiene algo especial para todo hincha de Central, es que a lo largo de su historia se produjeron en esa fecha dos sucesos que quedaron grabados a fuego en la mente de todo canalla: la «Palomita de Poy» y la obtención de su único título internacional, la Copa Conmebol 1995.

En orden cronológico, el primero de estos dos memorables hechos fue en 1971, por la semifinal del Torneo Nacional. Central se enfrentó a su clásico rival, Newell’s, en el estadio Monumental y con el recordado gol de Aldo Pedro Poy arrojándose de palomita, el Canalla avanzó a la final que luego le ganaría a San Lorenzo en la cancha de la Lepra.

El vuelo de Poy inmortalizado. Central pasó a la final del Nacional 1971 y obtuvo el título ante San Lorenzo.

Aquel día, que luego generó la creación del cuento sobre el «Viejo Casale» por parte de Roberto Fontanarrosa, el equipo que dirigía Ángel Labruna formó con: Norberto Menutti; Aurelio Pascuttini, Mario Killer, José Jorge González y Ángel Landucci; Alberto Fanesi, Ramón Bóveda, Carlos Aimar y Poy; Carlos Colman y Roberto Gramajo.

Por su parte, la Lepra que dirigía técnicamente un ex jugador de Central como Miguel Antonio Juárez, tuvo en cancha a: Carlos Fenoy; Víctor Jara, Armando Garrido, Ricardo De Rienzo, Juan Carlos Montes y José Solórzano; Santiago Santamaría, Ángel Silva y Alfredo Obberti; Mario Zanabria y Mario Mendoza.

Más de dos décadas después, otro 19 de diciembre quedó en la rica historia auriazul: Central logró lo que hasta ahora ningún otro equipo pudo en una final internacional, revirtió un 4-0 en contra para luego ganar en la definición desde el punto penal en la épica definición ante Atlético Mineiro en el Gigante.

El 11 titular de Central que se consagró campeón de la Copa Conmebol 1995.

El camino del equipo de Ángel Tulio Zof hacia su primera y hasta ahora única conquista internacional comenzó con un doble triunfo ante Defensor Sporting en octavos de final con un 3-1 en Uruguay y 2-1 en Arroyito; luego fue el turno de Cobreloa de Chile y el Canalla se impuso 2-0 como local y 3-1 fuera de casa para avanzar a las semifinales ante Colegiales de Paraguay, al que derrotó 2-0 en Asunción y 3-1 en el Gigante.

Tremendo golpazo se llevó el elenco auriazul cuando el 12 de diciembre cayó 4-0 en el Mineirao de Belo Horizonte ante Atlético Mineiro, pero una semana después logró el milagro en un Gigante de Arroyito que estallaba: ganó por el mismo resultado por los goles de Rubén Da Silva, Horacio Carbonari en dos ocasiones y Martín Cardetti.

En la definición desde los doce pasos, Omar Palma, Mario Pobersnik, Carbonari y Da Silva convirtieron mientras que Taffarel le contuvo el disparo a Cristian Colusso. El elenco brasileño falló sus dos primeros remates por intermedio de Dorival Júnior y Leandro Tavares, y anotaron Ronaldo Guiaro, Taffarel y Euller.