video

Un compañero de Campazzo agredió a un rival luego de que le cometan una falta

“Me siento mal. Fue una jugada estúpida. Se supone que no debo reaccionar de esa manera”, dijo Jokic, que terminó el encuentro con un triple doble tras marcar 25 puntos, 15 rebotes y 10 asistencias.


Nikola Jokic, que viene de ser elegido el Jugador Más Valioso de la liga en la pasada temporada, fue protagonista de una acción que dio que hablar en la NBA: en la victoria de los Denver Nuggets ante el Miami Heat por 113-96, el gigante serbio agredió a Markieff Morris y fue expulsado del partido.

El incidente sucedió cuando restaban poco más de 2 minutos para el final del juego que se disputó en el Ball Arena, equipo donde juega Facundo Campazzo. El partido ya estaba definido cuando se produjo una acción que terminó de la peor forma. Jokic manejaba la pelota en la mitad de cancha mitad del campo y, cuando estaba dispuesto a pasarle la pelota a uno de sus compañeros, Morris lo cortó con falta. Esta infracción generó la ira del europeo, que se abalanzó contra el cuerpo del número 8 de Miami y lo empujó con vehemencia con su antebrazo izquierdo.

Con Morris tendido en el suelo, la agresión del N° 15 de los Nuggets provocó la inmediata reacción del resto de los jugadores del Heat, que rápidamente se acercaron a Jokic para increparlo. Michael Malone, entrenador de Denver entró a la cancha y lo primero que hizo fue agarrar a su máxima figura y lo alejó de la situación de conflicto.

Las imágenes de la transmisión mostraron a un furioso Jimmy Butler, que desde más allá de la mitad del campo de juego comenzó a insultar a Jokic y lo invitó a confrontarse luego del golpe que le dio a Morris.

Los árbitros expulsaron al serbio del juego y habrá que ver qué resuelve la NBA en las próximas horas. Es posible que una de las grandes estrellas de la liga en la actualidad pueda ser sancionado. Una vez que finalizó el partido, el pivot habló con la prensa y se mostró arrepentido por su reacción, pero también se refirió al por qué actuó de esa manera.

“Me siento mal. Fue una jugada estúpida. Se supone que no debo reaccionar de esa manera”, dijo Jokic, que terminó el encuentro con un triple doble tras marcar 25 puntos, 15 rebotes y 10 asistencias.

“Pensé que iba a ser una falta, pero creo que fue una jugada sucia. Y solo necesitaba protegerme. Me sentí mal, se supone que no debo reaccionar de esa manera, pero necesito protegerme”, agregó el serbio en relación a la acción de Morris que derivó en su empujón.

x
Paladini hasta 30-06