DERECHO DE ADMISIÓN

Un bar prohíbe el ingreso de políticos para que también paguen el costo de la cuarentena

El dueño de un lugar gastronómico decidió tomar una medida simbólica de alto impacto ante el “hartazgo” por las restricciones adoptadas en cuarentena.


El dueño de una cadena de bares en Bariloche, decidió tomar una medida simbólica de alto impacto ante el "hartazgo" por las medidas adoptadas en cuarentena que a su entender solo paga el sector privado. Por eso mismo, restringió el ingreso de funcionarios nacionales, provinciales y municipales a cualquiera de sus tres cafeterías

El empresario gastronómico dispuso desde este lunes  aplicar el llamado "derecho de admisión" y anunció la "restricción a la atención de políticos y funcionarios jerárquicos, en solidaridad con las pérdidas económicas generadas por el coronavirus". La excepción es para aquellos que donan el 25% de sus salarios como lo resignan los trabajadores gastronómicos.

La medida adoptada es la consecuencia del "hartazgo" según precisó y señaló que el disparador fue que ayer decidió cerrar de manera definitiva hasta diciembre su local de la base del cerro Catedral, donde solo podía hacer take away, y ante las nuevas restricciones horarias que dispuso la provincia y el municipio en Bariloche.

"Entendemos las medidas pero no puede ser tan fácil que solo pague un sector", explicó y señaló que "los políticos deben compartir parte de este costo, son los únicos que no comparten el costo del coronavirus".

Para el empresario las medidas restrictivas son "entendibles" ante el avance de casos en la ciudad que esta semana cerró con 223 activos pero considera que la clase política no comparte los sacrificios de la comunidad.