ILUSIÓN LEPROSA

Tras su salida de Barcelona, ¿qué posibilidades tiene Messi de jugar en Newells?

El rosarino anunció que dejará Barcelona y en el Parque Independencia comienzan circular las razones para ser optimistas.


Luego de la sorpresiva noticia que revolucionó al planeta por la decisión de Lionel Messi de no continuar en Barcelona las luces de ilusión se despertaron en muchos clubes de Europa. Las numerosas ofertas para contratar a la Pulga no van a faltar pero hay un lugar que despierta optimismo por el sentido de pertenencia. Ese club en el que se despierta el sueño es Newell's, el mismo que lo vio nacer futbolísticamente.

Si bien las posibilidades son escasas por la situación familiar que atraviesa la Pulga y porque en el pasado siempre se rumoreó en Europa que su vida está consolidada allá, en Rosario siempre van a estar con las antenas paradas para cuando se pueda llegar a dar la oportunidad al menos por unos meses.

En distintas declaraciones, el rosarino se refirió a que tiene el sueño latente de jugar en la Lepra. El propio Leo manifestó en algún momento que desde pequeño iba a alentar al equipo al Coloso Marcelo Bielsa y que las ganas estaban intactas.

Con el paso del tiempo y una vida que incluye la tranquilidad y confort para su esposa e hijos, Messi aclaró que lo veía muy difícil, que no quería prometer nada por el miedo a generar falsas expectativas. Sin embargo, el hartazgo por lo ocurrido en el último año en Barcelona encendió las alarmas en el Parque Independencia y pasó de ser una utopía a una realidad.

Otra de las ventajas que hoy cuenta Newell's para poder ilusionarse y que Messi pueda vestir la casaca rojinegra es el proyecto deportivo que viene mostrando en el último año. Como primera medida, el plantel que encabeza Kudelka cuenta con futbolistas como Maxi Rodríguez, Nacho Scocco, Pablo Pérez, Mauro Formica, Sebastián Palacios. Además, hasta el momento pudo retener a la base de la temporada pasada y que puso conseguir el pasaporte a la Copa Sudamericana.

Por último, desde la parte burocrática y económica que deberá resolver el astro con los dirigentes blaugranas es la famosa cláusula de salida. El delantero firmó en agosto de 2017 la renovación del contrato hasta el 30 de junio de 2021 con la condición de una rescisión de 700 millones de euros.

El burofax de Lionel Messi para pedir su salida cayó como una bomba en las oficinas de Barcelona. Josep Maria Bartomeu, presidente del club, convocó a una reunión de urgencia. Corrieron rumores sobre renuncias y presiones sobre el máximo dirigente. Mientras tanto, el primer paso de la cúpula derivaron las tratativas a asuntos legales de la institución, según informó la prensa española.

En principio, desde Barcelona aseguran que la claúsula que pretende ejecutar Leo para salir libre ya expiró porque tenía vigencia hasta mitad de año. Incluso, la letra chica indicaba la obligación del futbolista de comunicar su decisión antes del 31 de mayo, algo que no ocurrió.

De esta manera, la relación amorosa entre Messi y Barcelona podría terminar en Tribunales. Pese a esto, el ídolo culé tiene la decisión tomada de dejar la institución y en el el mundo Newell's no dejarán de ilusionarse.