desconcertante historia

Tras ser acusado de mentiroso, el descargo del hombre que dijo haber hallado un maletín con 500 mil dólares

Jorge Sánchez ratificó su versión de los hechos.

Redacción Rosario Nuestro

miércoles 20 de marzo, 2019

Luego del revuelo generado por un fiscal que desmintió su historia, Jorge Sánchez, el hombre que dijo haber encontrado un maletín con 500 mil dólares en su interior y lo devolvió en Nogoyá, ratificó su versión. En un descargo realizado a través de las redes sociales, Sánchez manifestó que no mintió, sugirió que se está tapando algo y que su familia sufrió amenazas tras lo sucedido.

El entrerriano había acaparado la primera plana de los medios nacionales con su conmovedor relato este martes. El changarín había revelado que halló un maletín con 500 mil dólares en su interior y lo devolvió. A eso se sumó un dato que le daba el broche de oro al episodio: el supuesto rechazo de la recompensa que le habría ofrecido el propietario del dinero para pedir, a cambio, un trabajo en blanco. Según sus palabras, el dueño de la abultada suma era un empresario rosarino de nombre Gustavo. Pero el minuto de fama de Sánchez se derrumbó en mil pedazos luego de que el fiscal Federico Uriburu declarara públicamente que “todo era una fábula” tras haber cotejado las cámaras de seguridad de la zona que no detctaron ninguno de los movimientos que contó.

Sin embargo, después de los dichos del funcionario, Sánchez ratificó su testimonio. Filmó un Facebook Live, en el que se mostró conmovido y aseguró que hay una persecución en su contra. “No sé qué se tapó, qué se inventó. Dijimos lo que era la realidad. Me mantengo con lo que dije. La están amenazando a mi señora, la están siguiendo”, señaló y afirmó que el accionar del fiscal “es una pantomima”.

“Todo es pantomima lo que se inventó. No está (confirmado) en un 100 por ciento que sea mentira. Quieren arruinarnos a nosotros. Yo me quedo con la conciencia tranquila: lo que dije es cierto”, lanzó, además, el pintor de 40 años.

“No quiero que armen teatro. Esto fue una realidad. No quiero que ensucien a mi familia”, subrayó. “Si se la quieren agarrar, que se la agarren conmigo, no con mi mujer ni mis hijas. Las amenazaron, yo les pedí que se quedaran en la comisaría.Le pido a la Policía que custodie a mi familia, que es lo único que tengo en mi vida”, exigió sobre el final el protagonista de la desconcertante historia.

Comentarios