CON IMÁGENES RELIGIOSAS

Tras la polémica con feministas, en Esperanza se volvió a organizar una marcha por Agustina


Un gran número de personas se volvió a convocar en la Plaza San Martín de localidad santafesina de Esperanza para despedir a Agustina Imvinkelried, víctima de un cruel femicidio. Esta segunda movilización fue en silencio y con velas, tras la polémica y el tenso cruce que hubo un grupo de feministas y otros vecinos.

Vestidos de luto, acompañados con velas y prácticamente en silencio, miles de personas caminaron alrededor de la plaza central y terminaron delante de la Basílica Natividad de la Santísima Virgen donde colocaron junto a un velón, la fotografía de la joven de 17 años asesinada por Pablo Trionfini, quien posteriormente se quitó la vida.

La consigna surgió después de la primera marcha que había sido organizada por los colectivos feministas de la ciudad y que generó  polémica y enfrentamiento entre los manifestantes  por la forma en que se llevó adelante. “Tuvo tintes políticos, la aprovecharon para difundir sus ideologías”, manifestaron algunos de los vecinos de Esperanza.