Apuntan contra las autoridades

Tras el incidente en el Provincial, los médicos renuevan el reclamo por medidas de seguridad

Desde el Sindicato de Profesionales Universitarios de la Sanidad (Siprus), sostienen que no hay personal suficiente para la protección de los trabajadores.

Redacción Rosario Nuestro

jueves 11 de abril, 2019

El incidente que se registró el miércoles por la tarde en el Hospital Provincial entre la madre de una paciente de 1 año y una médica de la guardia pediátrica a quien golpeó, reavivó el reclamo de los profesionales de la salud por medidas de seguridad en los nosocomios. Desde el Sindicato de Profesionales Universitarios de la Sanidad (Siprus) apuntan a las autoridades y sostienen que no hay personal suficiente para la protección de los facultativos. Además, aseguran que el escaso equipo que trabaja en la materia no dispone de las herramientas necesarias.

En diálogo con este medio, Diego Ainsuaín, representante del gremio, denunció violencia institucional contra la médica de guardia y apuntó contra la capacidad del personal de seguridad del Hospital: “Fue a la comisaría a radicar la denuncia, al igual que la mujer que agredió y ambas terminaron demoradas 5 horas en la comisaría con la idea de que no se haga la denuncia para que no quede el registro. Fallaron los mecanismos. Incluso la persona de seguridad que tenía que estar en la guardia al momento del hecho se retiró en el medio de la situación, no estaba”.

Ainsuaín afirmó que lo que se vivió el miércoles es un fiel reflejo de “la crisis social de la Argentina”. “Hay determinados casos en que se descargan contra personas que están trabajando ahí adentro. Hay problemas de toda índole, edicilios, falta personal, algunas personas que no valoran el trabajo que hacemos por la salud pública”, disparó.

El integrante de Siprus alertó que si bien son casos aislados, cada vez más hechos de violencia se repiten en guardias y centros de salud: “Los casos de violencia son cada vez más frecuentes. No tiene que ver en cómo se atiende, hay un problema de cómo se vive en la sociedad. Estos lugares son los más expuestos y las situaciones se recrudecen”.

Por otro lado, evitó hablar del hecho puntual y la denuncia televisiva de la mamá de la nena de 1 año: “No vamos a discutir cómo fue el trato de un personal de salud. El problema no es eso, el mismo está en agredir físicamente. Eso es inexplicable desde cualquier punta de vista. Si uno se fija, los índices de conformidad de la gente es altísimo”.

Por último, el representante del gremio de salud criticó el accionar de las autoridades municipales y provinciales: “El Gobierno muchas veces no hace nada o muy poco para que no ocurran los hechos de violencia. La mitad del tiempo no hay admisionistas, los médicos tienen que atender a la gente porque no hay nadie que le tome los datos. Nadie ordena la sala. Esas cosas también favorecen para que la situación se ponga peor. Además ponen personal de guardia que no están capacitados, no hay un solo cartel que indique que quien esté disconforme con la atención pueda acudir a otro centro de salud”.

Comentarios