reunión en jefatura

Tras el asesinato de un chofer en zona norte, taxistas piden reforzar medidas de seguridad

Referentes del sector mantuvieron un encuentro con autoridades luego del cruento crimen en barrio La Cerámica. Exigieron la correcta implementación de corredores seguros.


Luego del asesinato de un taxista de 53 años este fin de semana en la zona norte de la ciudad, los choferes prestaron un servicio mínimo hasta las primeras horas del lunes. Además mantuvieron reuniones con autoridades para pedir que se refuercen las medidas de seguridad, sobre todo en lo que consideran zonas peligrosas. En ese sentido, puntualizaron en la correcta implementación de los corredores seguros.

Tras el crimen de Sergio Plama en una zona picante del barrio la Cerámica, el domingo los conductores brindaron un servicio mínimo. No se trató de un paro, dado que se contemplaron algunas situaciones puntuales, como el traslado del personal de salud que debe actuar en medio de la pandemia.

José Iantosca, representante Cámara de Titulares de Licencias de Taxis se refirió a los puntos aborados durante una reunión con autoridades en la sede de Jefatura: "Ya te da bronca venir a estas reuniones pero hay que seguir poniendo todo lo que podemos hacer para intentar resolver o prevenir lo más posible", expresó el sindicalista.

Además, sostuvo que hicieron hincapié en las medidas de seguridad, específicamente en los corredores seguros: "Si bien logramos que ya estén permanentemente, necesitamos que estos corredores funcionen, parando taxis, acompañándonos cuando uno no se atreve a entrar a un barrio a una hora determinada, que el móvil te acompañe", manifestó.

El encuentro se inscribe tras el cruento crimen de Palma, taxista de 53 años,  asesinado de cinco balazos este sábado a la tarde en Larrechea y Cavia, en la zona norte de Rosario. El ataque se produjo pasadas las 15.00 por motivos que no estaban claros cuando el chofer descendió de su Fiat Siena frente a un kiosco.