es posible

Transportarnos del lugar actual a un lugar deseado, ¿cómo lo hacemos?

Podemos asegurar que el Coaching es una disciplina que se ha desarrollado en las últimas décadas y expandido por todo el mundo, a la vez que ha despertado mucha curiosidad en el mundo de la gestión de las empresas.


Podemos asegurar que el Coaching es una disciplina que se ha desarrollado en las últimas décadas y expandido por todo el mundo, a la vez que ha despertado mucha curiosidad en el mundo de la gestión de las empresas.

¿Qué tiene el coaching de atractivo y enigmático? IESERH tiene una Certificación Internacional en Coaching Organizacional. ¿De qué se trata?

Para empezar por su raíz etimológica al coaching se lo relaciona con el transporte (coche o carruaje), se dice que con el coaching la persona se “transporta” de un lugar a otro, cambiando de posición: de un lugar actual de insatisfacción a otro deseado.

Para recorrer ese camino hacia el escenario imaginado, que redundaría en una mayor satisfacción o bienestar en el caso de alcanzarlo, es necesario que ocurran algunas cosas que no son mágicas en absoluto.

Ni mensajes milagrosos ni motivacionales de por sí mismo harán, probablemente, que una persona cambie su situación, el marco de lo que puede cambiar o lo que no puede modificar. Quizás si les despierten ganas de poner en práctica algo que leyó pero de la teoría a la acción hay mucha diferencia.

El Coaching es un trabajo con un profesional que no abordará, como según lo indica la Federación Internacional de Coaching en su Código de Ética, cuestiones interpretativas, de salud y tampoco será una mentoría ni consultoría.

Entonces, ¿Qué es?

Según se indica y en otras palabras, el cliente o coachee o el equipo, deben encontrar la manera de tomar conciencia de aquellas cuestiones que no le permiten o le dificultan “transportarse” del lugar actual a un lugar deseado, debiendo estar principalmente bajo su propia órbita de control (no puedo cambiar la pandemia pero puedo ver qué hacer de distinto en la crisis) y hacer algo diferente con eso.

Entonces, ¿Cuál es el trabajo del coach si todo lo tiene que hacer o descubrir el cliente o el equipo?

Ya sea en el orden personal como grupal o de equipos y a niveles organizacionales o deportivos y culturales, el Coach facilitará el espacio para que las condiciones sean las mejores posibles y las personas eleven su potencial. Lo facilitará utilizando competencias y herramientas específicas para que esto suceda. Mientras más herramientas y formación posea el coach, mejor será su desempeño y pericia para asistir en la consecución de las metas de las personas. 

El Coach liderará espacios que en definitiva serán de aprendizaje para el cliente o los clientes. El Coach será un líder que trabajará para que las cosas sucedan, al tiempo y a la forma que el cliente pueda o le sea más productivo, sin insistir ni presionar. El resultado es necesario, pero no de cualquier modo. El coach antes que nada será un líder que facilitará el desarrollo de las personas. Y será un mejor líder si anteriormente pudo liderarse a sí mismo. Y si trabaja profesionalmente aplicando las competencias de coaching, será excelente.

La disciplina del coaching cuenta con varias ramas desarrolladas por la Escuela Norteamericana, Europea y Chilena, cada una con un enfoque específico. Entonces, sabemos que hay muchas formas de abordar esta disciplina desde el punto de vista epistemológico y que la mayor integración de conocimientos y herramientas hará de la persona que lo ejerce un mejor profesional. El Programa de Formación en Coaching que presenta IESERH tiene un contenido ecléctico e integrador de todos los enfoques del coaching como así también de las neurociencias que te convertirán en un profesional altamente capacitado. Las inscripciones se encuentran abiertas para la edición XIII que comenzará en abril de este año.

x
Paladini flotante