ESTE VIERNES

Trabajadores de Garbarino se manifestaron tras un nuevo cierre de la sucursal en el centro de Rosario

Los empleados de la firma de electrodomésticos reclaman salarios adeudados y sostienen que ni siquiera hay ventas por internet.


Este viernes por la mañana empleados de la empresa Garbarino junto con el Sindicato de Empleados de Comercio llevaron adelante una nueva manifestación en Córdoba al 1200 para reclamar salarios y bonos adeudados y se expresaron en alerta por el cierre de la sucursal ubicada en el microcentro de la ciudad de Rosario.

"Nos deben aportes hace año y medio y las cargas sociales. No abonaron absolutamente nada. Nos cortaron las líneas telefónicas. No entra ni sale mercadería", comentó uno de los protestantes.

En tanto, Juan Gómez, de Empleados de Comercio,  agregó que se encuentran en "alerta" por el cierre de la sucursal de electrodomésticos y remarcó que hay "incertidumbre", ya que desde la empresa "no se tiene comunicación" con los trabajadores. "Hay una virtual acefalía", concluyó.

La empresa había cerrado el pasado 11 de mayo las cuatro sucursales ubicadas en peatonal Córdoba al 1300, en el Shopping Alto Rosario (Junín al 500), en el Portal Rosario (Nansen 321) y en el Hiper Libertad (bulevar Oroño al 6000), situación que generó incertidumbre y angustia entre los 56 empleados que posee la firma.

En su momento, la Asociación Empleados de Comercio había anunciado que la empresa había incurrido en un "lock out" patronal. Pero esta mañana logró destrabarse el conflicto. En la sede de la cartera laboral, el gremio solicitó el pago completo de los salarios adeudados del mes de marzo y que se efectivice un adelanto del salario correspondiente a abril.

Luego intervino el Ministerio de Trabajo y dictó la conciliación obligatoria para que los empleados puedan volver a sus puestos de trabajo.

x
Paladini flotante