DIFÍCIL SITUACIÓN

Trabajadores de empresas y aplicaciones de cadetería reclaman la regularización de la actividad

Se trata de un proyecto que fue presentado ante el Concejo Municipal para garantizar mejores condiciones laborales a los repartidores.


Trabajadores de empresas y aplicaciones de cadetería reclaman desde hace tiempo que la actividad sea regulada para terminar con sus precarias condiciones laborales. En ese sentido, presentaron un proyecto ante el Concejo Municipal. “Debe ser tratado como cualquier actividad comercial”, aseguró la concejala del Frente Progresista, Verónica Irizar, impulsora de esta iniciativa.

“No puede haber diferencia entre estas empresas y el resto de los comercios”, argumentó la edila y agregó: “Es imperioso que la ciudad adecue sus normas a la realidad en que vivimos, y es por eso que queremos aportar ideas y soluciones a un servicio que ha sido tan requerido, que emplea a mucha gente y que debe ser tratado como cualquier actividad comercial”.

El proyecto de la concejala progresista incluye la distribución de alimentos, mercaderías varias y los servicios de cadetería y/o mensajería que se realicen mediante el uso de motocicletas, bicicletas, monopatines o cualquier otro tipo de transporte, tanto convencionales como eléctricos. “Si bien la discusión laboral de fondo es competencia nacional a través del Congreso, entendemos que la ciudad tiene herramientas para regular una actividad que ha tenido ganancias importantes en el marco de la pandemia. Queremos que se generen fuentes laborales genuinas, que los rosarinos puedan tener un buen servicio y que estas empresas funcionen como el resto de los comercios en la ciudad”, aseguró.

De acuerdo a esta ordenanza, los comercios o empresas que presten el servicio de distribución de mercadería en los deberán contar con local debidamente habilitado por la Municipalidad. Además, deberán contar con una oficina administrativa receptora de pedidos y un espacio físico para la espera del servicio para las personas que trabajan, el que deberá contar con baños y lugar para refrigerio con disponibilidad de agua fría y caliente. La empresa tendrá que proveer a los repartidores la indumentaria y accesorios necesarios para el desarrollo de tal actividad.

“Es fundamental trabajar en una mesa conjunta entre el Municipio, el Concejo, las empresas y sus propios trabajadores para llegar a una solución superadora. Hemos conversado e intercambiado ideas junto a la Asociación Empleados de Comercio, y coincidimos en que hay que enmarcar esta actividad. Durante todo este período de aislamiento y aún con el distanciamiento obligatorio, han cumplido una función esencial y por ello entendemos que tener una propuesta para lograr un funcionamiento óptimo y ordenado”, concluyó Irizar.

x
Paladini flotante