rosario ahumada

Terminó "con éxito" el operativo de control de incendios en las islas

“Hemos finalizado una etapa importante ya que se pudieron controlar los focos de incendio que tanto afectan a nuestra ciudad”, dijo el secretario de Gobierno de Rosario, Gustavo Zignago.


Después de unas semanas intensas de incendios en las islas entrerrianas, algo que tapó en humo a la ciudad y a zonas aledañas, este miércoles el operativo de control del fuego “terminó con éxito”, aunque se mantiene el monitoreo del lugar, informó hoy el municipio local.

“Hemos finalizado una etapa importante ya que se pudieron controlar los focos de incendio que tanto afectan a nuestra ciudad”, dijo el secretario de Gobierno de Rosario, Gustavo Zignago.

El funcionario agregó que “seguiremos monitoreando el estado del suelo y revisando que no se generen nuevamente” focos mientras que fuentes judiciales destacaron que la Justicia Federal avanzó en las indagatorias a los propietarios de los campos incendiados.

La tarea de los brigadistas del Plan Nacional de Manejo del Fuego del Ministerio de Seguridad, así como personal de la cartera de Defensa y de ambas provincias permitió que se apagaran los puntos de incendio que se encontraban frente a Rosario.

Lo mismo ocurrió con focos ubicados a la altura de las localidades de Alvear, Pueblo Esther, Villa Constitución y Fray Luis Beltrán. Así, el operativo “se dio por finalizado y las cuadrillas se retiraron del territorio”, informó la intendencia rosarina.

El responsable local de Defensa Civil, Gonzalo Ratner, sostuvo por su parte que “fue un operativo de grandes dimensiones” y que se llevó adelante con aviones y helicópteros hidrantes en la zona de islas del sur de Entre Ríos, frente a Rosario.

“Tuvo un resultado muy favorable. Sobre todo el frente que tenía una afectación sobre zonas urbanas, hubo intervención, contención y control”, precisó el funcionario.

Organizaciones ambientalistas y sanitarias de Rosario las han denunciado tanto por el perjuicio que esas prácticas producen al humedal del río Paraná como por las consecuencias nocivas para el aire y la salud de quienes respiran el humo.