en la tv

Tenso cruce entre Donato De Santis y Mariano Dalla Libera en MasterChef Celebrity 2

En la revancha, los ocho eliminados del certamen de gastronomía regresaron a la cocina para intentar recuperar su lugar en la competencia y se enfrentaron a su “peor pesadilla” frente al exigente jurado.


Este lunes comenzó la semana de Súper Revancha en Masterchef Celebrity 2. Luego de la presentación de Santiago Del Moro, hicieron su ingreso en la cocina los ocho eliminados del certamen: Mariano Dalla Libera, Cae, Juanse, Flavia Palmiero, Sol Pérez, Fernando Carlos, Daniel Aráoz y Hernán el Loco Montenegro. Entonces, el conductor les explicó que, hasta el jueves, los que hicieran el mejor plato de la noche iban a subir al balcón. Y que, el día domingo, se iba a decidir cuál de ellos volvería al reality.

Tras el ingreso de Marcelo Polino, el gran invitado de la noche, el jurado compuesto por Damián Betular, Donato De Santis y Germán Martitegui explicó cuál era el desafío del día. Y, tras levantar “la caja misteriosa”, cada uno se encontró con una guillotina y una leyenda que decía: “Tu peor pesadilla”. Dentro de ella, había una foto del plato que había dejado fuera de competencia a cada uno de ellos y que, en esta oportunidad, tenían que repetir.

El primer eliminado que fue Dalla Libera, presentó llevó su pastel de papas, pero Betular le criticó las croquetas. Entonces, Del Moro le remarcó que se notaba que era un tipo que cocinaba en su casa y él se despachó criticando la actitud del jurado con Alex Caniggia. “El otro día vi que un compañero subió cuando iba a sacar unos cornalitos con un pisa papas. Y dije: ‘¿Cómo puede ser que le dan una medalla de oro?’”, recordó dando pie a un escándalo.

“¿Vos querés decir que cuando el jurado prueba y dice que está rico un plato miente?”, le preguntó entonces el conductor al ex jugador. “No, yo no digo nada. Digo que eso es una falta”, respondió él. Y lo comparó con un penal. “Si yo pateo un penal con los botines desatados, con los calcetines abajo, con una uña encarnada, o con un menisco que me duele, pero hago el gol y gano la copa. ¿Eso me hace mal jugador?”, le retrucó entonces De Santis. Y, visiblemente ofuscado, se dirigió a Santiago y le reprochó: “Está poniendo en duda nuestra capacidad como jueces”.

x
Paladini flotante