dolor en la familia de los conductores

"Tenía 43 años y todas las ganas de vivir": Guillermo Andino rompió en llanto por la muerte de su cuñada

El conductor de América habló sobre el duro momento que atraviesa la familia tras el fallecimiento de Natalia Prat.


Guillermo Andino y Carolina Prat no están pasando un buen momento desde el fallecimiento de la hermana de la conductora el último fin de semana. Natalia Prat falleció a los 43 años de cáncer de mama, la enfermedad fue detectada en el inicio de la pandemia.

"Era un cáncer de mama triple negativo, muy raro. Mi hermana era de hacerse todos los controles, entonces no fue por descuido. Tenía una mamografía hecha perfecta de unos meses atrás, entonces nadie sospechaba que el tumor primario podía ser de mama por eso es que no indagaban ahí. Fue un tumor muy maligno e invasivo, que le hizo una metástasis en el hígado y otra en la parte de biliar. Entonces tenía las dos masas, que son dos tumores en dos órganos, pero no encontraban el primario, que es el que origina el cáncer”, contó Carolina en diálogo con Teleshow.

Andino, en el inicio de su programa Es por ahí (América) de este lunes, rompió en llanto por el duro momento que atraviesa la familia.

“El viernes por la noche falleció mi cuñada Natalia. Tenía 43 años y todas las ganas de vivir, sin embargo no pudo pelearle al cáncer. Un cáncer que comenzó en una mama, le hizo metástasis en el hígado y no hubo medicina ni milagro que pudiera”, comenzó diciendo Guillermo.

“Naty era ‘la tía loca y payasa’, divertida, y la que esperaban cuando llegara a casa, la que hacía los títeres, la histriónica, la que hablaba con mis hijos de cada una de sus problemáticas”, recordó. “Ella peleó mucho por tener sus propios hijos, pero lamentablemente no pudo lograrlo. Quiero decirles que fue una leona durante un año peleándola. En el Instituto del Diagnostico primero, después en el Instituto Fleming a cuyos profesionales agradecemos”, continuó.

Andino reveló como fueron las horas previas al fallecimiento de Natalia. “Murió en la casa de su pareja Hernán que la acompañó hasta el último momento.Quiero hacer un párrafo aparte para mi mujer a quien amo y admiro cada vez más porque estuvo todos los días al lado de su hermana y acompañándola, que es lo mejor que uno puede hacer cuando una enfermedad es irreversible”, contó.

x
Paladini flotante