23°
viernes 23 de febrero del 2024

Taxistas exigen aumento de tarifas y mayor plazo para el recambio de sus vehículos

Manifiestan que la situación se volvió insostenible y es necesario para los coches "puedan seguir rodando".

A tan solo un mes de que caduquen las unidades modelo 2009, dueños de licencias de taxis le solicitan al Concejo Municipal una prórroga de un año para recambiar los automóviles. Además, piden el aumento del 20 por ciento de la tarifa de taxis porque la situación «se volvió insostenible». José Iantosca, tesorero de la Cámara de Taxis Rosario (Catiltar), habló en Radio Mitre Rosario y detalló el motivo de los pedidos.

«Viendo la situación que estamos viviendo, que un auto aumentó un 100% en un año, a muchos se le va a hacer difícil poder cambiar las unidades», sostuvo Iantosca. «En octubre de 2018 un auto cero kilómetros costaba 301 mil pesos, estoy hablando de esos vehículos que nosotros comúnmente ponemos de taxi, pero hoy ese mismo auto cuesta 630 mil pesos y no se fabrica más, se fabrica otro que está cercano a los 700 mil pesos. Si vos juntaste 100 mil para cambiar por uno usado, ese usado ahora vale 200 mil y así», señaló el tesorero de Catiltar.

En diálogo con Radio Mitre Rosario, Iantosca manifestó que «es imposible en meses buscar esa diferencia para cambiar el auto» y por eso solicitaron «la prórroga en principio de un año, no creo que se pueda extender mucho más que eso».

Taxistas están pidiendo un 20 por ciento de aumento en la tarifa y en ese sentido, Iantosca hizo un pedido a los bloques de ediles: «La verdad que creo que los concejales tienen que estar a la altura de las circunstancias, si nadie mete demagogia y quiere sacar un granito de arena de ventaja y hacerse pasar por el concejal del pueblo, sabemos que no se pueden negar».

«Con el aumento del 100 por ciento de un auto es innegable, nosotros pagamos repuestos por ese valor del auto, el seguro por ese valor del auto, tuvimos el 55 por ciento de inflación que tienen todos los argentinos y se hace muy difícil seguir así. Ponernos a la altura de la circunstancia para que el auto pueda seguir rodando», concluyó.